Interior traslada a seis etarras, cuatro de ellos a País Vasco y Navarra

Ya se han aprobado 52 acercamientos a localidades vascas o de la comunidad foral de un total de 212 traslados

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska
El ministro del Interior, Fernando Grande-MarlaskaEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

Nuevo “viernes de dolores”. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha anunciado nuevos traslados de etarras a cárceles próximas de País Vasco y Navarra, dos comunidades a donde ya se han aprobado un total de 52 acercamientos de etarras con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) denuncian que, en esta ocasión, no es la primera vez que tienen que volver a comunicarle a una víctima que el etarra responsable de la muerte de su familiar o que otro de los responsables de su asesinato va a ser acercado. “Esto supone una revictimización, ya que han sido muchos los casos en los que en el periodo de un mes hemos tenido que informar a una víctima dos o tres veces, debido a que los etarras han sido trasladados en varias ocasiones” lo que, destacan, supone un dolor añadido.

Desde la AVT exigen con urgencia una explicación por parte del Ministerio del Interior. “Necesitamos saber por qué se realizan traslados de los terroristas más sanguinarios de nuestro país, traslados que no cuentan con las propuestas de las juntas de tratamiento de las prisiones (en total ya son 29 los acercamientos de este tipo), traslados de presos que no colaboran con la justicia, algo que consideramos fundamental para hablar de un verdadero arrepentimiento”.

Traslados

Uno de los etarras que han sido acercados es Asier Bengoa López de Armentia, que cumple una condena de siete años y medio por colaboración con ETA, la institución dependiente del Ministerio del Interior ha resuelto la progresión al tercer grado, pasando de la prisión de Zaragoza a la de Álava.

Según el acuerdo de Prisiones, Igor Martínez de Osaba Arregui dejará Zuera (Zaragoza) por la cárcel de Álava. En 2002 fue condenado a 29 años de prisión como autor del asesinato de Alfonso Parada Ulloa. También fue condenado en 2003 por ser uno de los conductores de la conocida como “caravana de la muerte”, que contenía más de 1.700 kilos de explosivos y que pretendía atentar en Madrid.

Instituciones Penitenciarias asegura sobre Igor Martínez de Osaba que está abonando la responsabilidad civil. Al igual que el resto de etarras acercados hoy indican que habrían mostrado “su rechazo a la violencia y, en su caso, remitido escritos en los que muestra “su respeto hacia las víctimas de sus delitos y manifiesta su voluntad de reparar el daño causado”.

El etarra Gregorio Escudero Balerdi pasará de la cárcel de Teixeiro (A Coruña) a la de Dueñas (Palencia). En 2004, la Audiencia Nacional le condenó a 25 años de cárcel como cooperador necesario del atentado que acabó con la vida de Juan Priede Pérez. Fue condenado en 2006 a 42 años de prisión por facilitar la información para asesinar a José Ignacio Iruretagoyena Larrañaga, según recuerda la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT).

Atentado contra Giménez Abad

Miren Itxaso Zaldúa Iriberri pasa del Centro Penitenciario de Topas (Salamanca) a la prisión de Asturias. En prisión preventiva. Está procesada por su participación en el atentado contra Manuel Giménez Abad el 6 de mayo de 2001 y por el atentado que cometió ETA el 24 de septiembre de 2002 en Leiza en el que resultó muerto el guardia civil Juan Carlos Beiro y otros cuatro resultaron heridos.

Garikoitz Arruarte Santa Cruz pasará del Centro Penitenciario de Soria al Centro Penitenciario de Pamplona. Fue condenado por la Audiencia Nacional a 20 años de cárcel por el atentado frustrado en la Nochebuena de 2003 mediante la colocación de dos maletas-bomba en un tren que salía ese día de Irún (Guipúzcoa) y llegaba a Madrid.

Otro de los etarras que han sido trasladados es Ugaitz Pérez Sorriketa que pasa del Centro Penitenciario de Logroño a Bilbao. Fue condenado a 17 años y seis meses de prisión por un delito de terrorismo e incendio en el curso de una acción de violencia callejera o kale borroka en la que intentaron quemar la comisaría de Amorebieta (Vizcaya). También acumula otras condenas por los delitos de daños continuados y desórdenes públicos.

52 traslados a cárceles vascas o navarras

Según los cálculos de la AVT se han llevado a cabo un total de 212 que corresponden a 176 etarras -algunos de los terroristas han sido trasladados en más de una ocasión-
En concreto, al País Vasco, donde el Gobierno nacionalista pasa a tener las competencias de prisiones o en Navarra se han llevado a cabo un total de 52 de los cuales 12 se han llevado a cabo como consecuencia del tercer grado y 6 por enfermedad. Hay 34 que desde la asociación de víctimas denuncian que se han hecho “porque sí”.
De los etarras que cuentan con delitos de sangre se han efectuado un total de 86 acercamientos que corresponderían a 80 presos y que tienen a sus espaldas 262 víctimas y 187 atentados.