Un “lobo solitario” de ideología neonazi, al frente del primer taller en España dedicado a fabricar armas 3D

Se investiga la vinculación con movimientos de extrema derecha y supremacistas del arrestado y su intención de atentar contra la inmigración ilegal

Thumbnail

Tenía el perfil de un “lobo solitario”; se le ha encontrado propaganda de extrema derecha-neonazi; fabricaba armas con impresoras 3D en una cantidad que no hace pensar que fueran sólo para su uso personal; en Canarias está latente el problema de la inmigración ilegal, que afecta a la economía de las islas por su incidencia en la economía; disponía de manuales terroristas obtenidos en la Darknet (red oscura) de internet. Todos estos factores están siendo tenidos en cuenta por los investigadores de la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional para determinar el uso que de esas armas podía hacer un individuo que han detenido en Tenerife. Todavía no hay datos concluyentes y se examinan sus aparatos telemáticos. Lo comprobado es que había obtenido en la citada red diversos manuales, no sólo de fabricación, sino de técnicas terroristas. Se recuerda que, en octubre de 2019, se cometió en Alemania un atentado terrorista contra una sinagoga judía, en el que, entre otras armas y explosivos, se utilizó un fusil fabricado con una impresora 3D, según fuentes de la investigación consultadas por LA RAZÓN.

La operación, realizada por la CGI y funcionarios de la Agencia Tributaria, han permitido desmantelar el primer taller ilegal de fabricación de armas 3D en España con la detención, en Santa Cruz de Tenerife, de una persona por su presunta participación en delitos de tenencia ilícita de armas y depósito de explosivos.

Durante los registros se intervinieron dos impresoras 3D, 11 bobinas de filamento para impresora 3D y numerosos dispositivos informáticos utilizados para la fabricación. Además, se ocuparon 19 armazones de arma corta ya elaborados, nueve cargadores, dos silenciadores, dos correderas de arma corta sin numeración, dos piezas para estriar cañones, dos agujas percutoras, una réplica de fusil de asalto AR-15 de Airsoft, una carabina con mira telescópica, varios tubos metálicos para hacer cañones, un visor holográfico, un molde de plástico para hacer armazones y diversas piezas de arma corta (varillas, alzas, puntos de mira, disparadores, muelles, martillo...). Los agentes localizaron dos pistolas táser, cinco cuchillos, un machete, una katana, y diversos objetos con simbología supremacista (dos banderas representando un trisquel y una funda para pistola con el emblema del ejército Nacional Socialista Alemán, de ideología neonazi.

También, más de 30 documentos, entre ellos un “manual terrorista” de guerrilla urbana: fabricación casera de explosivos; uso y manejo de armas de fuego y su fabricación a través en impresión 3D. Asimismo, diferentes sustancias químicas susceptibles de ser utilizadas en la elaboración de artefactos explosivos como pólvora negra, aluminio, nitrato, acetona, étc., motivo por el cual se requirió la intervención de un equipo TEDAX-NRBQ para su neutralización y de un equipo de Guías Caninos especializados en la detección de este tipo de sustancias.

La investigación comenzó cuando agentes especializados en la materia detectaron la existencia de una persona que, de forma ilícita, realizaba compras a través de Internet de piezas fundamentales de armas de fuego y sustancias explosivas. Tras analizar toda la información obtenida, se estableció el correspondiente dispositivo operativo y se realizaron cuatro registros en la ciudad tinerfeña.

Cuando los agentes entraron en uno de los locales, se hallaba operativa una de las impresoras 3D. Se estaba imprimiendo un armazón de arma corta que se encontraba ya prácticamente acabado. El individuo fue pillado in fraganti. El detenido, además, disponía de gran cantidad de piezas fundamentales, todas ellas complementarias para el ensamblaje de más pistolas.

Se trata de un español, que ha vivido muchos años en Venezuela, a cuyo ejército perteneció, país que abandonó al llegar la dictadura chavista; y en Estados Unidos, en donde se aficionó a las armas y frecuentaba campos de tiro. Después, regresó a España, a Tenerife. No ha revelado el destino de las armas que fabricaba (se dice aficionado a las mismas), pero, dada la cantidad de las que fabricaba, los investigadores descartan que fueran para su uso personal. El hallazgo de propaganda ultraderechista, sin que se haya podido acreditar su filiación a estos movimientos, hace pensar que podría suponer un peligro para todo lo relacionado con la inmigración que se registra en Canarias.

Una Inspectora de la CGI lidera el grupo europeo de trabajo en la lucha contra las modalidades delictivas emergentes La fabricación aditiva – conocida como impresión tridimensional en 3D - es una tecnología disruptiva que incrementa de forma exponencial el peligro de la proliferación de armas de fuego facilitando el acceso a las mismas a grupos criminales o terroristas.

La CGI está a la vanguardia de la lucha contra estas nuevas modalidades delictivas y lidera un grupo de trabajo de las policías europeas, dentro de la plataforma EMPACT FIREARMS, dedicada a combatir amenazas emergentes en este ámbito y, concretamente, la respuesta a la amenaza que supone la impresión tridimensional de armas de fuego.

Dentro de las actividades planificadas en este ámbito, está prevista la celebración, en el Complejo Policial de Canillas (Madrid) de la Policía Nacional, de un Congreso Internacional dedicado a las Armas de Fuego y Amenazas Emergentes en el Siglo XXI.