Plan de Villarejo para grabar a Trapero: “Este tema te lo arregla Balta”

El comisario ideó una estrategia para que el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón autorizara grabar al jefe de los Mossos y a uno de sus confidentes

Thumbnail

El presunto clan liderado por José Manuel Villarejo ideó en 2009 un plan para desautorizar a un testigo clave en dos casos de corrupción policial. Y para ello trataron de abrir de forma irregular un procedimiento por tráfico de drogas y blanqueo de capitales en el Juzgado de Baltasar Garzón en la Audiencia Nacional. Planearon convencerle de que tenía que pinchar los teléfonos de un confidente que, según aseguran en una grabación descubierta por los agentes de la Unidad de Asuntos Internos que investigan el “caso Tándem”, mantenía contactos con el entonces jefe de la Policía Judicial de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero.

“¿Sabes de quién es ‘confite’ [confidente], íntimo amigo, le conoce personalmente y come con él?”, pregunta a Villarejo una persona, que según dos fuentes consultadas por LA RAZÓN se trataría del inspector de Policía A. G. R, que después se contesta a sí mismo: “Con Trapero”.

Thumbnail

A ese hay que pincharle el teléfono, por tráfico de drogas”, interviene de forma inmediata otro hombre, que las fuentes consultadas aseguran que es el comisario José Luis Olivera, el exjefe de la UDEF, que después reitera: “Es igual, por tráfico de drogas o blanqueo, porque es por lo que puede entrar en la Audiencia Nacional, por liderar una organización en la que puede haber guardias civiles, mossos d’esquadra, policías. Me das los canutos [teléfonos], y entonces podemos hacer un barrido”, concluye el comisario, que reclama “el número de teléfono de Trapero”.

“Se la puede poner dura”

Este habla con el Trapero y tal, y a Garzón eso se la puede poner dura, y a ver si en tres meses lo podemos....”, prosigue en la grabación el mando policial.

En esas fechas el entonces fiscal de Anticorrupción en Cataluña, David Martínez Madero, investigaba la actuación de una trama de policías que cobraban importantes cantidades de dinero de los dueños de los macroprostíbulos Riviera y Saratoga, en Castelldefels (Barcelona). Este responsable del Ministerio Público había logrado captar como confidente al empresario Manuel Gutiérrez Carbajo, que se convertiría en el testigo clave para desmantelar la presunta trama policial corrupta.

Villarejo y los otros dos mandos policiales, según la grabación, trataban de desautorizar al testigo, quien según explican en la conversación era “amigo” de Trapero.

“Meterle mano a Gutiérrez Carbajo”

En el audio se puede oír cómo A. G. R, dice que “la única forma de meterle mano a Gutiérrez Carbajo es por el tema del blanqueo”. Y es en ese momento de la conversación cuando Olivera explica que “habrá que irse a Barcelona, porque en la Audiencia Nacional es difícil meterlo”.

Pero el inspector A. G. R relata entonces que “en Barcelona tú no lo puedes meter por blanqueo, tú no puedes meter a este tío mientras que Madero esté...”, en alusión al fiscal de Anticorrupción, Martínez Madero, responsable de la investigación sobre los casos de los macroprostíbulos, quien falleció en 2011.

“No se entera Madero”, sostiene Olivera, que es interrumpido por Villarejo, que dice: “Balta, Balta se lo hace este tema. Balta te hace este tema. Bien estructurado, con el tema de Fiscalía”.

“Conspiración contra Balta”

Además, los tres agentes muestran que su intención era “desmontar” al fiscal: “Se le puede decir [a Garzón] que Madero fue uno de los que conspiraron contra él. Cuando tú le des la nota, antes tiene que haber salido algo puntual donde Madero ya aparezca en la conspiración contra Balta”, completa Villarejo.

Ya deslizaremos en la nota que Madero percibe 7.000 euros todos los meses y que se los paga de tal manera. Eso se monta. Y luego el otro que se explique. Hay que pagarle con la misma moneda”, completa Villarejo, quien este miércoles acudió a la Audiencia Nacional a cotejar las agendas que le requisó la Policía.