Primer permiso para Correa: podrá salir de la cárcel tres días

La Audiencia Nacional avala la medida dado su “correcto” comportamiento y la “positiva evolución” al colaborar con la Justicia y asumir el pago de la responsabilidad civil

El líder de la "trama Gürtel", Francisco Correa, fue condenado a 51 años de prisión por la primera época de la trama corrupta
El líder de la "trama Gürtel", Francisco Correa, fue condenado a 51 años de prisión por la primera época de la trama corruptaEmilio NaranjoEFE

El líder de la “trama Gürtel”, Francisco Correa, podrá salir de la prisión de Valdemoro (Madrid) para un permiso de tres días, aunque deberá presentarse diariamente en una comisaría y tendrá que designar un domicilio en el que estará obligado a permanecer entre medianoche y las ocho de la mañana.

Así lo ha decidido el juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, quien con el aval de la Fiscalía ha corregido la negativa de la dirección del centro penitenciario a la concesión de la medida.

Desde la prisión se esgrimió la gravedad de los delitos por los que ha sido condenado a 51 años de cárcel en el juicio por la primera época corrupta de la “trama Gürtel” (asociación ilícita, cohecho y tráfico de influencias, entre otros), el hecho de que aún le resta bastante para cumplir las tres cuartas partes de la condena y la “falta objetiva de garantías” de que vaya a hacer un “buen uso” del permiso.

Pero el magistrado, aunque admite la gravedad de los hechos delictivos por los que ha sido condenado (que suman un total de 42) -que por la acumulación de las condenas le supondrán un máximo de 18 años en prisión-, subraya que debe tenerse también en cuenta la “evolución del penado”, quien -recuerda- ya ha cumplido una cuarta parte de su condena y llegará a la mitad en octubre del próximo año.

“Una vida norma en el módulo de limpieza y el gimnasio”

Y respecto a que pueda hacer un mal uso del permiso, Castro señala que Correa “mantiene en prisión un comportamiento correcto, sin sanción alguna en el momento actual y llevando a cabo una vida normal en el módulo de limpieza y en el gimnasio”. Además, añade, ha disfrutado de libertad provisional “realizando de forma periódica las presentaciones a las que venía obligado, lo que determina, cuando menos, una voluntad de asumir las consecuencias de la actividad delictiva y de cumplir la pena impuesta”. Algo que supone “una garantía frente al quebrantamiento de condena”, subraya.

Desde octubre del pasado año, recuerda, el líder de Gürtel se ha hecho cargo de la Comisión de Ayuda Legal que trata de ayudar al resto de internos “a hacer recursos” o a comprender los diferentes autos y resoluciones judiciales, “iniciando así una vía de mayor implicación en la dinámica del módulo de respeto”. Por otra parte, continúa, ha experimentado “una serie de importantes cambios que determinan una positiva evolución”, como son su decisión de pagar la responsabilidad civil, “su colaboración con la Justicia” en los últimos juicios y su “deseo manifestado de participar en el Programa de Intervención de Delitos Económicos”.

El juez también pone en valor el escrito remitido a la Audiencia por Correa el pasado marzo en el que muestra su arrepentimiento y asegura: “Aunque en un momento dado de mi vida tuve acceso a formas de ganar dinero ilícita y fácilmente, cuando debí abstenerme de tales prácticas. No se trata de un arrepentimiento formal sino de una profunda reflexión.

“Baja percepción del riesgo”

Asimismo, esgrime un informe psicológico que se le realizó el pasado mayo en el que consta que Correa expuso que los delitos por los que ha sido condenado “son consecuencia de un estilo de vida y valores implícitos en el mundo en que se desenvolvía, con baja percepción del riesgo y normalización de comportamientos delincuenciales en su entorno”.

Y en cuanto a la asunción de la responsabilidad civil a la que ha sido condenado, deja constancia de que “ha consentido la repatriación de la totalidad de los fondos bloqueados en Suiza” (20,7 millones de euros) con el objetivo de “restituir lo sustraído, reparar el daño e indemnizar los perjuicios”.

Por lo tanto, y teniendo en cuenta además que a Correa la Audiencia le aplicó en la condena la atenuante de confesión por su colaboración con la Justicia, el magistrado concluye que “reúne los requisitos necesarios para obtener el permiso de salida solicitado”, por lo que estima su recurso contra el acuerdo del centro penitenciario.

Eso sí, Correa tendrá que ser recogido y reintegrado a prisión “por un familiar o persona que designe” y deberá firmar a diario en la comisaría que designe, debiendo dormir en el domicilio indicado “entre las 00:00 y las 08:00 horas de cada jornada”. Requisitos que podrán obviarse en caso de que se le pueda controlar de forma telemática durante el permiso.