Marruecos observa signos de “apaciguamiento” por parte de España

Las últimas declaraciones gubernamentales han sido bien recibidas por Rabat

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en una rueda de prensa celebrada en Londres EFE/EPA/VICKIE FLORES
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en una rueda de prensa celebrada en Londres EFE/EPA/VICKIE FLORESVICKIE FLORESEFE

Marruecos observa “signos de apaciguamiento” por parte de España, tras las últimas declaraciones del presidente del Gobierno y del ministro de Asuntos Exteriores. Sin embargo, se mantienen la crisis diplomática que, en principio, “va para largo”, sobre todo si se tiene en cuenta que el vecino país celebra elecciones legislativas a primeros de sepetiembre y es muy posibble que el asunto de las relaciones con España, así como Ceuta y Melilla, surjan a lo largo de la campaña.

“Los signos de apaciguamiento se acumulan en el vecino ibérico. Preguntado por el futuro de la relación con Marruecos, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, reafirmó que el Reino era un “socio estratégico” para España, pero apeló a la “discreción” para no revelar las medidas tomadas por su gobierno con el fin de restablecer las relaciones bilaterales tras la crisis del pasado mes de mayo”, subraya Le360.

Subraya que, por su parte, el titular de la diplomacia española, José Manuel Albares, también pidió discreción para resolver la abierta crisis con Marruecos. “La diplomacia requiere paz, tiempo y discreción”.

De momento, no hay fecha para la vuelta a madrid de la embajadora de Marruecos, que fue llamada a consultas a Rabat en medio de la crisis generada por la acogida en España del jefe del Frente Polisario Brahim Ghali.