El Rey Juan Carlos, a la espera de que la Fiscalía cierre el caso para volver a España

Raúl del Pozo asegura en Onda Cero que aguarda a que Dolores Delgado archive sus investigaciones judiciales

El Rey Juan Carlos I en el Congreso, el 6 de diciembre de 2018
El Rey Juan Carlos I en el Congreso, el 6 de diciembre de 2018 FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

El Rey Juan Carlos, que celebró su cumpleaños el pasado 5 de enero en Abu Dabi, Emiratos Árabes, donde reside desde el año pasado empujado por sus investigaciones judiciales y el deterioro que esto supone en la imagen de la Corona.

Según aseguró esta mañana Raúl del Pozo en ‘Más de uno’ -el espacio de Onda Cero presentado por Carlos Alsina-, el Rey estaría esperando a que la Fiscalía cierre su investigación en los tribunales para poder regresar a nuestro país.

Por el momento, desde el Gobierno y la Casa Real no han confirmado la posible vuelta del Monarca a España ni despejan dudas sobre su futuro.

Don Juan Carlos ha dicho explícitamente a alguno de sus amigos más cercanos que le felicitaron por su cumpleaños que de momento no viene a España porque está esperando a que la Fiscalía del Tribunal Supremo, que amplió seis meses más la investigación, archive el caso.

Del Pozo le envió un mensaje felicitándole por sus 84 años, y el Rey contestó: “Mil gracias, Raúl. Estoy muy bien, y esperando que a doña Dolores se le ocurra cerrar el caso. Abrazos”.

De esta manera, se confirma que el Rey Juan Carlos I está a la espera de una decisión de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, anterior ministra de Justicia del Gobierno de Pedro Sánchez y sustituida posteriormente por Juan Carlos Campo.

Durante estos meses, el Gobierno ha evitado pronunciarse sobre el posible regreso del Rey a España. De la misma manera, el Ejecutivo ha rechazado responder a las preguntas sobre la posibilidad de que, de producirse su vuelta, Juan Carlos I mantenga las condiciones de las que disponía anteriormente.

Por el momento, se desconoce si el Monarca volvería a alojarse en La Zarzuela si mantendría la asignación económica que recibía antes de su marcha en 2020. Concretamente, se trataba de 161.000 euros procedentes de una asignación que Felipe VI le abonaba a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.