Las armas que envía España a Ucrania ya están en la frontera

Apenas 60 horas después de que Sánchez anunciara el envío de material ofensivo, la mitad del cargamento ha llegado a Polonia. Otros dos aviones del Ejército trasladarán mañana el resto

Uno de los dos aviones del Ejército del Aire con el armamento para Ucrania despega de Albacete
Uno de los dos aviones del Ejército del Aire con el armamento para Ucrania despega de Albacete FOTO: Manu EFE

La mitad del armamento que España ha enviado a Ucrania ya está cerca de la frontera y mañana se espera que llegue el resto a un aeropuerto de Polonia. En total, cuatro aviones de transporte A400-M del Ejército del Aire (dos hoy y otros dos, mañana) trasladarán desde Albacete toneladas de «material ofensivo» –como se ha denominado– para apoyar tanto al Ejército ucraniano como a la resistencia civil en su lucha frente a las fuerzas rusas. De hecho, las armas que les entregará España son, tal y como explicó el Ministerio de Defensa, «un material que permite la defensa muy individualizada, porque puede ser utilizado incluso por personas que no tienen mucha experiencia en la utilización de armas».

En concreto, a bordo de estos cuatro aviones, los más grandes con los que cuentan las Fuerzas Armadas españolas, viajará un cargamento total compuesto por unos 1.370 lanzagranadas contracarro, 700.000 cartuchos para fusiles y ametralladoras, y un lote de ametralladoras ligeras del que no se ha especificado cantidad. Todo el material, en su gran mayoría, procede de las reservas que tienen las Fuerzas Armadas.

Y aunque el secretismo, «por seguridad», ha rodeado este envío de armamento, sí que se ha podido conocer, por ejemplo, que dentro de ese cargamento hay lanzagranadas C-90, fabricados en Zaragoza por la empresa Instalaza. Se trata de un sistema ligero (5,3 kilos), sin retroceso, de gran precisión y, como explica la compañía, «extremadamente cómodo y fácil de usar». Y esto es lo que se buscaba, un arma que pudiese utilizar cualquier persona, incluso sin conocimientos previos, para tratar de frenar el avance de los blindados rusos. De hecho, las armas contracarro son de las más demandadas por Ucrania y de las que más están enviando el resto de países.

Guerra urbana

Básicamente, es uno de los lanzagranadas idóneos para la guerra urbana, pues a su favor tiene su peso, tamaño y que, según la versión, es desechable. Su alcance eficaz es de unos 350 metros contra blancos puntuales y de hasta 700 metros contra blancos de área. Su capacidad de penetración en acero de blindaje ronda los 500 mm.

Lanzagranadas C-90 de Instalaza, como los que se han enviado
Lanzagranadas C-90 de Instalaza, como los que se han enviado FOTO: Instalaza

Los dos primeros aviones del Ejército han llegado esta tarde (apenas 60 horas después del anuncio de Pedro Sánchez) y con pocas horas de diferencia, al mismo aeropuerto del sureste polaco, muy cercano a la frontera. El último ha aterrizado pasadas las 20:30 horas. Allí, tanto la UE como la OTAN están tratando de gestionar la recepción del material que mandan los países para entregárselo a las autoridades ucranianas, que serán las encargadas de introducirlo en el país y hacerlo llegar a la resistencia. Mañana saldrán otros dos A400-M con el resto del material.

Comparecencias de Robles

Y para explicar este envío de armas, la presencia de tropas españolas cerca de la frontera rusa con la OTAN y la posición de España en el conflicto, la ministra de Defensa, Margarita Robles, comparecerá la próxima semana en las Cortes. Primero lo hará en el Pleno del Senado, el martes, donde responderá a una pregunta del PP sobre «la posición del Ministerio de Defensa tras los últimos acontecimientos de la invasión a Ucrania». Y el miércoles, en la Comisión de Defensa del Congreso.