Internacional

12.500 misiles anticarro, 700 antiaéreos, 19.500 rifles: Occidente arma a Ucrania para la guerra urbana

24 países prometen enviar armamento escogido específicamente para alargar todo lo posible la entrada de Rusia y permitir así que las sanciones hagan efecto

Un militar ucraniano cerca de Kiev
Un militar ucraniano cerca de Kiev FOTO: SERGEY DOLZHENKO EFE

Occidente ha decidido armar a Ucrania para una guerra urbana que mine el intento de invasión ruso. Vladímir Putin tenía prisa por conquistar un país al que suponía débil y que sin embargo ha sabido plantarle cara. Cada día que Rusia pasa en Ucrania, pierde apoyos internos, pierde dinero, pierde vidas y pierde material militar, a cambio, gana enemigos y sanciones.

Por el contrario, cada día que pasa Ucrania gana soldados, gana material y gana amigos. Pérdidas también tiene, y muy, muy importantes, cada vida lo es, pero en las guerras solo se recuerda el resultado final y esa resistencia puede darle el triunfo a Ucrania. Occidente lo sabe y por eso el envío de armas aprobado por 24 Gobiernos, la mayoría europeos, es muy concreto en el tipo de material. Es armamento de guerrilla urbana: ligero, portátil e incluso desechable. La única cuestión es ¿llegará a tiempo?

Material letal

No se puede saber cuánto material está en proceso de envío porque muchos de esos 24 países no han hablado de cifras concretas, sino de lotes, pero si se puede hacer un recuento de mínimos con los gobiernos que han puesto número a sus envíos.

De esta manera, se puede saber que Ucrania recibirá 12.550 misiles anticarro contando solo lo prometido por ocho de esos países. 700 misiles tierra-aire de solo dos países. 19.500 rifles de asalto de cuatro países y 30.000 pistolas solo de otro. Más un millón de balas de tres países, 4.000 proyectiles para artillería de solo uno de ellos. 13.800 toneladas de combustible de dos países, 14 blindados y hay disponibles para su envío 70 cazas de tres países distintos. Aviones de tecnología rusa que los ucranianos podrán utilizar porque son compatibles con su formación.

Un soldado ucraniano inspecciona vehículos armados en una base militar en Lviv (Ucrania)
Un soldado ucraniano inspecciona vehículos armados en una base militar en Lviv (Ucrania)

Material no letal

Además de armas, Occidente también ha prometido material no letal, de manera que, volviendo a esas cifras de mínimo, se puede determinar que Ucrania recibirá 13.000 cascos, 7.000 chalecos, 205.000 raciones de comida y que se han puesto a su disposición 11 hospitales militares.

El jefe de la Agencia Europea de Defensa, Josep Borrell, definió como un “tabú” roto la decisión de la Unión Europea de destinar 450 millones de euros para enviar material letal a Ucrania y otros 50 en material no letal. Obviamente no hablaba de España o de Grecia, que está en la misma tesitura, se refería al cambio de concepto sufrido por países como los escandinavos, siempre tan neutrales, o la antimilitarista Alemania, avergonzada aún por la 2ª Guerra Mundial y tan dependiente del gas ruso que hasta ahora habían ido con pies de plomo. Se ve que lo de tener la guerra a las puertas de casa da que pensar hasta el punto de que Alemania no sólo ha incrementado de golpe su presupuesto de Defensa por encima del 2% del PIB, sino que ha inyectado de buenas a primeras 100.000 millones en la modernización inmediata de sus Fuerzas Armadas, además, por supuesto, de que enviará armas a Ucrania.

Aportación de armamento por país

Reino Unido: sistemas antitanque NLAW y 3.800 toneladas de combustible.

República Checa: 4.000 proyectiles de artillería, un millón de balas, rifles de francotirador, 30.000 pistolas, 7.000 rifles de asalto y 3.000 ametralladoras.

Bélgica: 200 lanzacohetes anticarro M72 LAW y 5.000 fusiles de asalto 5,65x45mm de FNC y 3.800 toneladas de combustible.

Países Bajos: 200 misiles antiaéreos Stinger, 100 rifles de francotirador con 30.000 balas, 50 lanzacohetes anticarro Panzerfaust 3 con 400 cohetes, 30 detectores de metales (antiminas) y dos robots con cable para minas marinas, además de cinco radares de localización de armas, dos de vigilancia de campo de batalla para buscar artillería enemiga, 3.000 cascos de combate y 2.000 chalecos antifragmentos. Asimismo, está considerando el envío de sistemas de defensa antiaérea Patriot para defender el grupo de combate de la OTAN que lidera Alemania y está desplegado en Estonia.

Luxemburgo: 100 sistemas anticarro NLAW (Next Generation Light Anti-Tank Weapon), vehículos 4x4 y también tiendas militares.

Francia: equipo militar y combustible. En concreto, armas antiaéreas y “digitales”, sin explicar este último tipo.

España: último país en unirse a la estrategia de Occidente de ayudar a la resistencia ucraniana, por lo que equipo letal que se enviará aún está por determinar. En el ámbito defensivo se ha enviado ya una parte, la previsión total es de 5.000 cascos, chalecos y equipo NBQ.

Portugal: rifles G3, chalecos antifragmentos, cascos, gafas de visión nocturna, granadas de mano y munición.

Finlandia: 1.500 misiles anticarro, 2.500 rifles, 150.000 balas y 70.000 raciones de campaña.

Noruega: 2.000 lanzagranadas anticarro M72.

Suecia: 5.000 cohetes ligeros anticarro AT4, 135.000 raciones de combate, 5.000 cascos y 5.000 chalecos.

Parte del material militar enviado por Lituania a Ucrania
Parte del material militar enviado por Lituania a Ucrania FOTO: VALENTYN OGIRENKO REUTERS

Dinamarca: 2.700 sistemas anticarro y vehículos blindados.

Alemania: 1.000 lanzacohetes anticarro Panzerfaust 3; 500 misiles antiaéreos Stinger, unos sistemas sobradamente conocidos por los pilotos de helicóptero rusos a quien los Stinger hicieron la vida imposible en Afganistán; y 14 vehículos blindados junto a unas 10.000 toneladas de combustible. Además, la empresa KMW ha ofrecido 50 sistemas antiaéreos autopropulsados Gepard de su propio stock, muy útiles contra UAV al ser antiguos y no poder ser interceptados por medios electromagnéticos.

Italia: misiles antiaéreos Stinger, morteros Milan, anticarros Panzerfaust, ametralladoras Browning, rifles, sistemas anti- IED y, en el momento que Israel lo apruebe, también se mandarán misiles Spike.

Lituania: misiles antiaéreos Stinger FIM-92.

Estonia: misiles antitanque FGM-148 Javelin.

Eslovaquia: disponibles 12 cazas MiG-29s.

Polonia: sistemas de misiles de defensa área Piorum y además ha ofrecido 28 cazas MiG-29s. Es de señalar que Europa tiene disponibles en total 70 cazas para su envío, si se aprueba finalmente. Junto a los polacos hay aviones también búlgaros y eslovacos. Es de reseñar que en todos los casos son aviones de tecnología rusa que son los que saben operar los pilotos ucranianos.

Rumanía: chalecos antifragmentos, cascos, munición, combustible y, como país fronterizo con Ucrania, ha puesto en alerta a todos sus hospitales militares, 11 en total.

Bulgaria: disponibles para su envío 16 MiG-29s y 14 Su-25s.

Croacia: equipos y material armamentístico ligero por valor de 16,4 millones de euros.

Militares ucranianos lanzan un misil "Javelin"
Militares ucranianos lanzan un misil "Javelin" FOTO: UKRAINIAN JOINT FORCES OPERATION via REUTERS

Más allá de Europa la ayuda también llegará

EE UU: armas por valor de 350 millones de dólares. Entre este material, se incluyen armas anticarros Javelin y antiaéreos Stinger. También han sido enviadas armas cortas, chalecos antibalas, y distintos tipos de municiones.

Australia: material letal y no letal por valor de 50 millones de dólares. Canberra concretó que se trata, entre otros, de “misiles y munición”.

Canadá: armas letales por valor de 394 millones de dólares, que incluyen misiles antitanque Carl Gustaf, así como munición.