La nueva directora del CNI reclama una “nueva orientación para asegurar las comunicaciones”

Esperanza Casteleiro exige “transparencia y alta capacitación tecnológica”. Robles habla de “pura continuidad”

Lleno hasta la bandera en la décima planta del Ministerio de Defensa, donde esta mañana ha tenido lugar la toma de posesión de los nuevos altos cargos del Departamento que dirige Margarita Robles, entre ellos el de la nueva directora del CNI, Esperanza Casteleiro. Una mujer que regresa a los servicios de inteligencia tras el cese de Paz Esteban por los casos de espionaje con el sistema Pegasus. Un acto en el que la nueva responsable del CNI ha avisado de que los Servicios de Inteligencia, ante las nuevas amenazas, requieren de “una nueva orientación, transparencia y alta capacitación tecnológica para asegurar las comunicaciones”. Y mientras, la ministra se mantiene en que la salida de Esteban no ha sido un cese y consideró el cambio de directora como un signo de “continuidad”, palabra que repitió en varias ocasiones.

En su intervención, la ya nueva directora del CNI, que regresa “al centro al que he entregado gustosamente la mayor parte de mi vida”, ha agradecido su labor a Paz Esteban, a quien definió como “compañera de tantos años y tanto camino”. Casteleiro no ha dudad en defender a los 3.000 hombres y mujeres de los servicios de inteligencia, los cuales, ha dicho, forman parte de “una institución al servicio del Estado, con vocación de servicio a España” que realizan su labor “discretamente”.

Eso sí, no ha querido entrar, a preguntas posteriores de los periodistas, en si su nombramiento -y la salida de Esteban- apaciguan a los independentistas. Y centrándose en su nueva tarea tras abandonar la Secretaría de Estado de Defensa, ha asegurado estar tranquila, marcándose como reto el dar un impulso al Centro para hacer frente a cualquier riesgo, ya sea tradicional o tecnológico.

“Transparencia”

En este punto ha señalado que “las amenazas que afronta nuestro país y nuestros aliados exigen de los Servicios de Inteligencia una nueva orientación, máxima cooperación, transparencia y alta capacitación tecnológica para proporcionar la necesaria protección y seguridad de las comunicaciones de las personas y del conjunto de la sociedad”.

Tras Casteleiro ha intervenido la ministra de Defensa, quien en todo momento ha insistido en que el cambio en la dirección del CNI es “pura continuidad”. Así se ha mantenido en la línea de los últimos días, en los que aseguró que “no es una destitución, es una sustitución”, frente a la justificación que hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que el cese se debió a la brecha de seguridad en los móviles del Ejecutivo infectados.

Continuidad con los máximos objetivos, pensando en España, en la seguridad, en la defensa”, ha dicho Robles, insistiendo en que el acto de toma de posesión “no presenta ninguna novedad, pues es la continuación de las mismas personas que trabajan en el Ministerio de Defensa o que estuvieron en su día en el CNI”.

“Nada va a cambiar”

Según ha señalado la ministra, “nada va a cambiar pero va a cambiar mucho”, prometiendo que “vamos a seguir impulsando” el Centro haciendo un “esfuerzo importante en inversiones” para “plantar cara a las nuevas amenazas” porque, como ha hecho hincapié en referencia a Ucrania, “el mundo está lleno de amenazas y vulnerabilidades”.

Ha dado mucha importancia a la mejora de las capacidades en ciberseguridad y ha lanzado un aviso a los ciberdelincuentes: “Los que atacan a España de manera sofisticada con los ‘hackeos’ se van a encontrar enfrente a los hombres y mujeres del CNI, de la inteligencia militar y a la Justicia. Se van a encontrar un valladar”.

Por último, ha insistido en que “en esta casa se trabaja con la la Ley y la Justicia. Vamos a ganar todas las batallas en favor de los españoles, de los derechos, de la seguridad, la libertad y la democracia”.

Otros nombramientos

Pero además del de Casteleiro como nueva directora del CNI, esta mañana también han tomado posesión de su cargo su sustituta en la Secretaría de Estado de Defensa, Amparo Valcarce, y quien releva a esta última en la Subsecretaría de Defensa, Adoración Mateos.