Felipe VI: «La unidad ha sido clave para el éxito de la OTAN»

El Monarca ofrece una cena de bienvenida a los jefes de Estado y primeros ministros que acuden a la Cumbre. Asegura que “ningún país es ajeno a esta guerra. Tanto la seguridad de España como la de Europa Occidental pasa por Ucrania”

Foto de familia de la cumbre de la OTAN con los Reyes de España
Foto de familia de la cumbre de la OTAN con los Reyes de España FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

Los Reyes ofrecieron ayer una cena de honor en el Palacio Real a todos los líderes que asisten a la cumbre de la OTAN que arranca hoy en Madrid. Un total de 60 invitados –incluidos los Reyes– participaron en la velada con la que se inauguran los actos de la Cumbre, que coincide con el 40 aniversario de la entrada de España en la Alianza.

Con ciertos cambios en el guión como consecuencia del levantamiento del veto por parte Turqía a la entrada de Suecia y Finlandia en la Alianza, el Rey Felipe VI felicitó a los negociadores del acuerdo, que, sin duda, hará que esta Cumbre sea histórica. Como viene siendo habitual en sus últimos discursos, el Monarca se ha referido a la invasión rusa de Ucrania «la guerra ha vuelto a Europa. La agresión injustificable de Rusia contra Ucrania es una violación flagrante de la integridad territorial de un Estado soberano. Ningún país es ajeno a esta guerra. Tanto la seguridad de España como la de Europa Occidental pasa por Ucrania», ha dicho Felipe VI. De este modo, ha vuelto a situar la agresión rusa en el epicentro de las decisiones sobre seguridad y defensa que se puedan adoptar en la capital en los próximos días. En este sentido, indicó que «todos los que creen en democracia, los derechos humanos y el orden internacional necesariamente tienen que apoyar al pueblo ucraniano».

Foto de familia de la cumbre de la OTAN con los Reyes de España
Foto de familia de la cumbre de la OTAN con los Reyes de España FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

El Monarca enumeró todas las amenazas que en estos momentos atemorizan al mundo. «Las amenazas cibernéticas e híbridas, las tecnologías disruptivas emergentes y nuevas, los desafíos relacionados con el espacio y los graves efectos del cambio climático…, todos tienen un grave impacto en la seguridad y ya forman parte de nuestra realidad en esta nueva, más incierta y compleja década», señaló, al tiempo que reclamó unidad contra Rusia por su invasión de Ucrania y dio la bienvenida a una posible ampliación del número de países con los que se asocie la Alianza. En su discurso íntegramente en inglés, el monarca destacó la importancia de la unidad entre países con los mismos valores y dio la bienvenida a Suecia, Finlandia y Georgia; al presidente de la Comisión Europea y a los líderes de Australia, Corea del Sur, Japón y Nueva Zelanda, invitados a la cita pese a no ser miembros de la Alianza Atlántica.

Para Felipe VI, «la magnitud de los desafíos que enfrentamos exige que extendamos esta unidad a toda una serie de socios estratégicos con quienes compartimos valores, principios y metas» y que representan la «visión global» adoptada por la Alianza.

En su opinión, la unidad ha sido «clave para el éxito de la OTAN a lo largo de su historia, y hoy tiene un valor especial», como lo tiene su característica de «sólido vínculo transatlántico» entre Estados Unidos, Canadá y Europa.

Por otro lado, el Rey señaló que el pesimismo no puede ser una opción en un momento en que el mundo se enfrenta a antiguas amenazas, como Rusia, combinadas con otras nuevas, instando a los líderes de la OTAN a mirar hacia el futuro con determinación para poder brindar a sus ciudadanos la seguridad y la paz que anhelan.

Foto de familia de la cumbre de la OTAN con los Reyes de España
Foto de familia de la cumbre de la OTAN con los Reyes de España FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

Don Felipe y Doña Letizia recibieron a los invitados en el Salón del Trono antes de posar con todos ellos en el Salón de Alarbarderos para la foto de familia. Entre ellos no están el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ni el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, así como tampoco la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, ni el presidente de Finlandia, Saulio Niinisto. Los líderes se mostraron muy distendidos y charlando entre sí durante la realización de la foto. En ella, solo seis mujeres, la Reina así como las primeras ministras de Dinamarca, Mette Frederiksen, de Estonia, Kaja Kallas, y la de Islandia, Katrin Jakobsdottir, así como la presidenta de Eslovaquia, Zuzana Caputova, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

La cena, cuyo menú ha elaborado el chef Paco Roncero, comenzó con la ausencia de los cuatro invitados que han estado durante horas reunidos para intentar solventar el veto de Turquía. Estas ausencias obligarán a cambiar la distribución de las sillas en la mesa imperial en la que se servirá la cena, prevista para 60 comensales, entre ellos los Reyes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su mujer, Begoña Gómez, así como los líderes del resto de países de la OTAN, junto con los de Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Georgia.

Respecto al menú, los invitados a la cena de bienvenida disfrutaron de un surtido de entrantes, entre ellos, gazpacho, sardina, croquetas, aceitunas esféricas y kikos con guacamole, y merluza con salsa menier de plato principal. Durante la gala, la Banda de Música de la Casa Real interpretó piezas como «Suspiros de España» o «Homenaje musical a la OTAN», entre otras.