Terrorismo

Detienen a Mustafá Amaya, reclutador de yihadistas en Europa, tan solo un año después de ponerle en libertad

El individuo detenido fue condenado en 2018 a una pena de 8 años de prisión tras su arresto en 2014, considerado el principal reclutador de terroristas en el continente

Mustafá Maya Amaya
Mustafá Maya AmayaLa RazónLa Razón

La Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional ha llevado a cabo una nueva operación contra el terrorismo yihadista en España, culminando con la detención de un individuo ampliamente conocido por las fuerzas de seguridad del país, Mustafá 'Maya' Amaya. En 2018, la Audiencia Nacional lo condenó a una pena de 8 años de prisión por ser el principal reclutador de yihadistas en Europa.

Esa sentencia estableció que Amaya era culpable de pertenecer a una organización terrorista en calidad de promotor y director. Él lideraba "una de las redes de reclutamiento y envío más grandes de radicales para su incorporación a organizaciones terroristas de orientación yihadista, relacionadas con el movimiento yihadista global". El nombre de Mustafá Maya Amaya es ampliamente reconocido en los círculos de lucha antiterrorista, siendo un antiguo conocido de los investigadores. Un componente crucial de esta red era el campo de entrenamiento para yihadistas que él estableció en la propia ciudad autónoma, con el propósito de enviar combatientes a zonas de conflicto.

Durante los registros realizados en su residencia en marzo de 2014, cuando se desarticuló la organización que dirigía, los investigadores encontraron una gran cantidad de pruebas incriminatorias: mapas y rutas para desplazarse a puntos fronterizos de Turquía con Siria, junto con documentos con indicaciones para ingresar a Siria evitando los controles fronterizos. También se halló una pistola, municiones y ropa militar, además de computadoras, teléfonos y tarjetas de memoria con abundante documentación, billetes de avión a Estambul y documentos relacionados con los intentos de ingresar al territorio sirio de Paul Cadic, otro de los acusados.

Cuando fue arfrestado, su casa estaba pegada a una de las mezquitas más radicales, sita en la avenida de Hidum, en La Cañada. Este individuo, que está paralítico, se pasaba las horas frente al ordenador y se había convertido en uno de los principales reclutadores de terroristas para incorporarse a las filas del Estado Islámico en Siria.

Segunda operación

Esta es la segunda operación de los especialistas del Ministerio del Interior en apenas unos días. La policía arrestó a cuatro personas, tres hombres y una mujer, en una operación contra el terrorismo yihadista que se llevó a cabo en diversos puntos de la península en los últimos días. Todos ellos eran jóvenes "muy radicalizados" y fueron arrestados después de que se detectara que habían intensificado sus esfuerzos de adoctrinamiento en la ideología del yihadismo radical.

De hecho, los investigadores descubrieron que varios de ellos grabaron videos en los que abogaban por "derramar sangre para recuperar Al-Ándalus y restablecer el Califato".

Los agentes de la Comisaría General de Información (CGI) estuvieron monitoreando sus conversaciones para evaluar su evolución. Hace algunos días, uno de ellos mencionó haber encontrado en la dark web un manual para fabricar la bomba conocida como "la madre de Satanás".

El Ministerio del Interior ha intensificado la vigilancia y la seguridad en todo el territorio para prevenir posibles ataques como resultado de la reciente guerra entre Israel y los terroristas de Hamás en Gaza.