MENÚ
miércoles 26 junio 2019
06:40
Actualizado

Felipe VI será proclamado Rey de España el 18 de junio

Las Cortes barajan que la proclamación del nuevo rey Felipe VI se celebre a partir del 18 junio

  • El Rey Juan Carlos y el Príncipe de Asturias, a su llegada hoy al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), donde el Monarca ha presidido una reunión del capítulo de la Orden de San Hermenegildo,
    El Rey Juan Carlos y el Príncipe de Asturias, a su llegada hoy al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), donde el Monarca ha presidido una reunión del capítulo de la Orden de San Hermenegildo,
  • Felipe VI será proclamado Rey de España el 18 de junio
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

04 de junio de 2014. 11:05h

Comentada
Madrid. 3/6/2014

Felipe VI será proclamado Rey de España el próximo 18 de junio ante las Cortes Generales reunidas en el Congreso de los Diputados, según han confirmado fuentes de la Mesa de la Cámara baja.

Don Juan Carlos firmará la Ley Orgánica de abdicación en una solemne ceremonia que se celebrará en el Palacio Real la víspera de la proclamación en el Congreso del nuevo Rey Felipe VI y en la que estarán representados los distintos poderes del Estado, según han informado hoy fuentes de la Casa del Rey.

Este órgano ha admitido a trámite esta tarde el proyecto de ley orgánica que hará efectiva la abdicación del Rey y que será aprobado por el Congreso la semana que viene y posteriormente por el Senado, con toda probabilidad en la víspera de la proclamación.

Con la calificación del proyecto de ley que regula la sucesión se inicia el trámite parlamentario que culminará con la proclamación de Felipe VI como nuevo Rey de España.

El proyecto de ley va a contar con más de 300 de los 350 votos de la Cámara baja y también tendrá, previsiblemente, el apoyo de la gran mayoría del Senado.

Está confirmado el apoyo del PP, el PSOE, UPyD, Foro Asturias y UPN, frente al voto en contra, por el momento, de la Izquierda Plural, ERC, Nueva Canarias y el BNG. El PNV se abstendrá y CiU aún no ha decidido su posición.

Consejo de ministros extraordinario

Previamente, el Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria esta mañana, ha aprobado la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley de Orgánica de abdicación de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de Borbón, así como un acuerdo por el que se solicita el procedimiento de urgencia para su tramitación parlamentaria. Además, ha acordado una declaración institucional con motivo de la abdicación.

El Proyecto de Ley Orgánica ha sido remitido a las Cortes para que se someta a debate y votación de forma urgente. La exposición de motivos del texto reproduce el escrito que el Rey entregó ayer, 2 de junio, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La entrada en vigor de la Ley Orgánica tendrá lugar cuando se publique en el Boletín Oficial del Estado y determinará que la abdicación sea efectiva y que la sucesión en la Corona de España se produzca de forma automática, siguiendo el orden previsto en la Constitución.

En concreto, el proyecto aprobado incluye un artículo único que dice textualmente: "S. M. el Rey Juan Carlos I de Borbón abdica la Corona de España. La abdicación será efectiva en el momento de entrada en vigor de la presente ley orgánica". La disposición final única indica que la entrada en vigor tendrá lugar en el momento de su publicación en el "Boletín Oficial del Estado.

En la exposición de motivos de la ley, se reproduce íntegramente el discurso del Rey en el que explica los motivos por los que ha decidido abdicar y recuerda que es el artículo 57.5 de la Constitución Española el que dispone que "las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica".

Este precepto, explica la exposición de motivos, sigue los precedentes históricos del constitucionalismo español, que en los textos fundamentales de 1845, 1869 y 1876 y, con variaciones, en otros precedentes, ya reservaban al poder legislativo la solución de las cuestiones a que diera lugar la sucesión así como la autorización de la abdicación, incluso mediante una ley especial para cada caso.

"Si bien la Constitución en vigor no utiliza este último término, los citados antecedentes y el mandato del artículo 57 de que el acto regio sea resuelto por una ley orgánica hacen que sea éste el instrumento legal idóneo para regular la efectividad de la decisión", añade.

En la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, el Gobierno también ha aprobado una declaración institucional de apoyo a la monarquía, de agradecimiento a la labor de Don Juan Carlos y en la que se subraya que la Constitución "asegura la normalidad en la sucesión a la Jefatura del Estado".

Rey de todos los españoles

La declaración subraya que desde su proclamación como Rey, Don Juan Carlos "quiso serlo, y lo ha sido, de todos los españoles". Advierte de que "sin su impulso y liderazgo la Transición, sencillamente, no habría sido posible". "Su esfuerzo, junto con el de todos los que contribuyeron al advenimiento de la democracia, culminó en la Constitución, aprobada por referéndum el 6 de diciembre de 1978", recuerda.

"Si España es hoy un Estado de Derecho, moderno y democrático, que ha logrado alcanzar altas cotas de bienestar social y protagonismo en Europa y en todo el escenario internacional, se debe, en gran medida, al reinado de Don Juan Carlos I", añade.

La Constitución, recuerda el texto, designó al Rey como el símbolo de la unidad y permanencia de España, árbitro y moderador de los poderes del Estado y el máximo representante de la nación española.

"Durante estos 39 años, el Rey ha desempeñado sus altas funciones constitucionales de forma decidida y entregada, tanto dentro de nuestras fronteras como en el ámbito internacional, contribuyendo de forma decisiva a que España sea un actor importante y respetado en el concierto de las naciones", afirma.

"Y esta labor --precisa-- no ha sido siempre fácil. En los momentos en que el nuevo marco de convivencia se vio en peligro, la intervención del Rey al servicio de los españoles y de su democracia fue decisiva, asegurando los cimientos de libertad y concordia sobre los que se erigió el nuevo Estado social y democrático de Derecho".

En esta declaración, el Gobierno expresa públicamente su "lealtad, afecto y gratitud" a los Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía, por "su entrega y dedicación a España y a los españoles durante su reinado".

Y también se muestra convencido de que "la formación, carácter, experiencia y vocación de servicio a España" del Príncipe Felipe le permitirán desempeñar "adecuadamente" sus funciones al servicio de España y "fortalecer" la Monarquía parlamentaria, "que la Constitución proclama como garantía de la unidad, progreso, concordia y bienestar de todos los españoles".

Proclamación del nuevo rey Felipe VI

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha preferido no adelantar detalles de la ceremonia solemne de proclamación del nuevo rey Felipe VI, aunque sí ha dejado claro que se diseñará "de acuerdo a los deseos" de la Casa del Rey. "Sinceramente creo que es adelantar demasiado. En este momento lo que me preocupa es resolver la tramitación de la ley para que se pueda llevar a cabo la proclamación", ha dicho Posada, que ha insistido en que su trabajo ahora es que la norma tenga una tramitación correcta y sin ninguna "mácula".

Sobre las manifestaciones celebradas ayer en decenas de ciudades reclamando un referendo sobre monarquía o república, el presidente del Congreso considera que son sentimientos "minoritarios" y que el apoyo a la Monarquía sigue siendo "muy, muy, muy mayoritario" en una España "plural" y en la que hay libertad de expresión. Ha aplaudido el "gesto extraordinario" del Rey Juan Carlos dando paso a su hijo y ha destacado que ahora debe ser el momento para recordar y agradecer "todo lo que ha hecho por España y los españoles".

Últimas noticias