MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
15:01
Actualizado

Jupol registra la declaración de conflicto colectivo para exigir la equiparación salarial

El sindicato considera que los datos de la auditoría delata la insuficiencia económica para completar la igualdad de salarios

  • El secretario general de Jupol, José María García, y el responsable de Comunicación, Pablo Pérez.
    El secretario general de Jupol, José María García, y el responsable de Comunicación, Pablo Pérez.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de agosto de 2019. 17:20h

Comentada
Rocío Esteban 21/8/2019

Lo habían avisado hace un mes, cuando ganaron las últimas elecciones al Consejo de la Policía Nacional, con ocho de los 14 vocales que constituyen el órgano.

Si el ministro del Interior no completaba la equiparación salarial (es decir los 700 millones de euros restantes a los 807 ya comprometidos), la hoja de ruta inmediata sería la convocatoria del conflicto colectivo. Una vez conocida la auditoría sobre el estudio de la equiparación de Policía Nacional y Guardia Civil, el sindicato entiende que los datos que maneja Interior delata la "insuficiencia de los 807 millones de euros para llegar a la equiparación salarial y, por tanto, han de completarse hasta los 1.500 millones de euros y consolidarlos con la aprobación de la ILP presentada por JUSAPOL".

Antes de la rueda de prensa de esta mañana, el sindicato Jupol, representado por su secretario general, José María García Fernández, ha registrado el conflicto colectivo fundamentandolo en "la constatación de que por parte del Ministerio del Interior no se ha dado respuesta a la efectiva equiparación salarial". A juicio del sindicato, el Ministerio del Interior no ha "eliminado definitivamente las 5 brechas salariales denunciadas por JUSAPOL" desde el año 2017, cuya reivindicación JUPOL hace suya también.

El sindicato denuncia que " la actuación del Ministerio del Interior se dirige a impedir a toda costa sea conocida la realidad de las brechas existentes entre las retribuciones entre las Policías del Estado y mantener la discriminación salarial entre ellas que como único “pagador” viene llevando a cabo desde hace ya más de 30 años".

Desde el sindicato aseguran que con el presente conflicto colectivo pretenden " que las partes resuelvan de buena fe esta discriminación salarial".

Entre los fundamentos "de la igualdad salarial", JUPOL destaca que "la desigualdad retributiva en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado atenta contra el principio de igualdad y no discriminación". Con el fin de que el Ministerio del Interior "garantice el principio de mismo trabajo, mismo salario", el sindicato recuerda que la sentencia del Tribunal Supremo, de 12 de junio de 1998, sobre esta cuestión considera discriminatorio la diferencia retributiva cuando se realizan las mismas funciones independientemente del nivel que se ostente por el funcionario". Apunta también que el resto de tribunales españoles han seguido esta doctrina. JUPOL esgrime que " la discriminación se encuentra aún menos justificada teniendo en cuenta que las competencias en materia de seguridad de las policías autonómicas son menores".

Por otro lado, el colectivo ve "restringidos" los derechos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad al ejercicio del derecho constitucional a la Huelga. Una prohibición que se recoge en la Ley Orgánica 2/1986, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Pero JUPOL defiende que la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (CDFUE) establece que " todos los trabajadores tienen derecho al desarrollo de acciones colectivas para la defensa de sus intereses, incluida la huelga".

Entre las brechas salariales identificadas por JUPOl, destacan:

Sueldos. Un Policía Nacional escala básica 2ª categoría cobra 1.825 euros brutos al mes; 1.790 euros brutos un Guardia Civil; 2.444 euros en el caso de un Mosso d´Esquadra. El salario varía por el complemento específico singular que retribuye la "peligrosidad, penosidad y dedicación al puesto de trabajo". Critican que , mientras que la difeeencia entre guardias y policías en este complemento es de 34 euros, si se compara con los Mossos asciende hasta los 875,43 euros de diferencia.

En el registro del conflicto colectivo también destacan que "el pago de las horas extraordinarias varía considerablemente entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías autonómicas. Estas últimas, incluyendo incluso policías locales, cobran de media 20 euros brutos la hora extra de trabajo. La Policía y Guardia Civil directamente no cobra, a excepción de partidas excepcionales".

En cuanto a las pensiones, cada cuerpo policial cotiza para la jubilación un complemento denominado derechos pasivos. Esos derechos son de 60 euros netos al mes en el caso de Policía y Guardia Civil mientras que el resto de policías autonómicas cotizan a la Seguridad Social entre 150 y 180 euros brutos mensuales. Por ello "a la hora de jubilarse los policías autonómicos lo hacen sin perder poder adquisitivo. Si ganan 2.000 euros se jubilan por esa cifra y los policías nacionales y guardias civiles cuando se jubilan ganan 1.300 euros frente a los 2.000 euros de las policías autonómicas".

Por último, es motivo también de la presentación del conflicto colectivo, las horas destinadas a asistencia a juicios, pues mientras

Policía Nacional y Guardia Civil son compensados con horas libres de trabajo por cada juicio al que asisten, las policías autonómicas cobran esa asistencia como horas extra.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs