MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
15:13
Actualizado

Guerra abierta entre ERC y Junts per Catalunya por el liderazgo independentista el 21-D

JxCat y ERC han recrudecido hoy su pulso por convertirse en la fuerza soberanista hegemónica el 21-D, con la figura de Puigdemont y sus opciones de recuperar el cargo, en el centro de la polémica.

  • Los exconsellers Raül Romeva (3d) y Carles Mundo (3i), junto al portavoz adjunto del partido en el Congreso, Gabriel Rufián (2d), entre otros, durante el acto de campaña celebrado hoy en Vilanova i la Geltrú. EFE/Marta Pérez
    Los exconsellers Raül Romeva (3d) y Carles Mundo (3i), junto al portavoz adjunto del partido en el Congreso, Gabriel Rufián (2d), entre otros, durante el acto de campaña celebrado hoy en Vilanova i la Geltrú. EFE/Marta Pérez
Barcelona.

Tiempo de lectura 8 min.

11 de diciembre de 2017. 08:32h

Comentada
Barcelona. 8/12/2017

Junts per Catalunya (JxCat) y ERC han recrudecido hoy su pulso por convertirse en la fuerza soberanista hegemónica en las elecciones del 21 de diciembre, con la figura del presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, y sus opciones de recuperar el cargo, en el centro de la polémica.

En un mitin en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), el exconseller de Justicia Carles Mundó, número 5 de ERC en la lista por Barcelona, ha subrayado que "el voto más útil es el voto a ERC, un partido con 86 años de historia, preparado para gobernar".

"No es un partido improvisado, que nació hace cuatro días, es un partido arraigado en la historia de Cataluña", ha añadido Mundó, sin llegar a establecer explícitamente comparaciones con el PDeCAT, creado en 2016 a partir de la refundación de Convergència.

De hecho, Mundó abrió ayer la caja de los truenos al afirmar, en declaraciones a Nació Digital, que "JxCat debería proponer a un candidato alternativo a Puigdemont por si no puede ser investido".

Por la noche, en un mitin en Blanes (Girona), Mundó ahondó en su reflexión y apostó por formar tras el 21-D "un gobierno fuerte" en el interior de Cataluña, presidido por Oriol Junqueras si es puesto en libertad, porque si Puigdemont regresa, dijo, lo más probable es que sea encarcelado.

Este giro en el mensaje de campaña de ERC, para advertir al electorado soberanista de que muy probablemente Puigdemont no podrá repetir como presidente de la Generalitat ni ganando las elecciones, llega después de que en las filas republicanas hayan saltado las alarmas ante la tendencia al alza de JxCat en los sondeos.

Tras liderar durante meses con comodidad todas las encuestas, que situaban a ERC como primera fuerza destacada con más de 40 escaños, los republicanos están sufriendo una fuga de votos soberanistas hacia la lista que encabeza Puigdemont, integrada sobre todo por perfiles independientes y donde la presencia de nombres del PDeCAT es mínima, para resaltar la transversalidad de la candidatura.

Hoy, las advertencias de ERC sobre el futuro complicado que le espera a Puigdemont han tenido réplica en un acto electoral de JxCat en La Garriga (Barcelona), donde la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú y presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia, Neus Lloveras, ha lanzado un mensaje a "todos los que dicen que Puigdemont no volverá nunca a Cataluña".

"Sí que volverá, gracias a los votos que emitirán las urnas el próximo 21-D", ha dicho Lloveras, sin citar explícitamente a Mundó.

Las apelaciones a concentrar el voto soberanista en JxCat están haciendo mella en ERC y hoy su irritación ha aflorado a raíz de un tuit de la exconsellera socialista de Salud y ahora número 81 de la lista de Junts per Catalunya por Barcelona, Marina Geli.

"Votar al presidente Puigdemont, votar a Junts per Catalunya, claramente es decir no al 155 y devolver el Govern legítimo actual. Votar a ERC, ¿qué Govern? Claridad y unidad ante la excepcionalidad", ha escrito Geli.

El tuit ha provocado las quejas de la exportavoz republicana Anna Simó, secretaria primera de la Mesa del Parlament en esta última legislatura, que le ha respondido con un lacónico mensaje: "Marina, Marina, no hace falta. Así, no".

La número 5 de ERC por Girona, Magda Casamitjana, que como Geli dejó el PSC a raíz del proceso soberanista, ha replicado que "votar a ERC es votar república e izquierda, sin dudas. Es no esconderse detrás de nada ni nadie. Restituir TODO el Govern legítimo".

La exdiputada de la CUP en el Parlament Eulàlia Reguant ha reclamado a ERC que abandone la vía del "diálogo de sordos" y "recupere el camino que empezamos por la vía unilateral".

Y es que los nervios están a flor de piel en Esquerra ante el crecimiento de Carles Puigdemont que muestras las últimas encuestas. ERC se ha visto obligada a repensar su estrategia electoral y entrar abiertamente en liza contra su principal competidor por el electorado independentista, Junts per Catalunya.

Precisamente hoy los presidentes de la ACM, Miquel Buch, y de la AMI, Neus Lloveras, y otro medio centenar de alcaldes del PDeCAT han cerrado filas con el cabeza de lista de JuntsxCat, Carles Puigdemont, dejando claro que su vuelta de Bélgica será posible "gracias a los votos" de las elecciones catalanas.

"A Rajoy y a todas las personas que dicen que Puigdemont y los consellers no volverán: ¡Y tanto que volverán! Y lo hará gracias a los votos que emitiremos en las urnas el 21 de diciembre", ha exclamado Lloveras, en alusión velada también a ERC, durante un acto en La Garriga (Barcelona), en que ha aparecido por primera vez en campaña la exconsejera Meritxell Borràs pocos días después de salir de la cárcel.

En un breve discurso grabado, Puigdemont ha pedido la ayuda de todos para recuperar en Cataluña la normalidad que ve arrebatada con el artículo 155 de la Constitución: "El 21-D tenemos que decir 'no' al 155, al recorte de libertades y a la violencia, y decir 'sí' a Cataluña, a JuntsxCat, a la libertad y a la democracia. Hay que decir un 'sí' a la república catalana".

Puigdemont, que fue alcalde de Gerona, ha lamentado que haya más de 700 alcaldes investigados por hacer posible el referéndum del 1 de octubre, cuando "sin el mundo local nada de lo que se ha hecho sería posible".

"Os quieren mal. No lo permitiremos", ha subrayado el cabeza de lista de JuntsxCat, que ha elogiado la dignidad, fidelidad y el compromiso de los alcaldes con su ciudadanía.

El presidente de la ACM, Miquel Buch, ha tachado de "asqueroso" que desde el PSOE se advierta de que el artículo 155 de la Constitución puede mantenerse tras las elecciones, lo que considera que evidencia que solo quieren escuchar lo que quieren.

"Si no hay nadie del PSC que censure estas palabras de la Ejecutiva del PSOE, podremos decir que el PSC ha dejado de ser un partido municipalista que escucha y trabaja por la gente, y ha pasado a ser un partido que trabaja única y exclusivamente para los tics autoritarios del Estado", ha dicho Buch.

Para Neus Lloveras, que haya más de 700 alcaldes investigados refleja "un Estado en decadencia democrática, donde impera el miedo y la anulación de cualquier forma de pensamiento político que no sea el que desean".

La alcaldesa de Gerona, Marta Madrenas, ha reivindicado que los catalanes ya tienen un presidente, que es Puigdemont, y que la mejor opción el 21 de diciembre es JuntsxCat: "Si Puigdemont no es ratificado, validaremos a los del 155".

Quien fue alcalde de Cerdanyola del Vallès por ICV, Toni Morral, que ahora va en la lista de JuntsxCat, también ha salido en defensa de los valores "de unidad y transversalidad" de la candidatura de Puigdemont.

Desde Valls, su alcalde y número 3 por Tarragona, Albert Batet, ha elogiado el rol de los alcaldes durante el referéndum del 1-O, y ha llamado a no olvidar lo que pasó ahora que habrá elecciones, porque "esto va de democracia o violencia policial, de defender una república de la ciudadanía o de la monarquía del 155, de defender a Puigdemont o de que gane Rajoy".

En la misma línea se ha pronunciado la alcaldesa de La Garriga, Meritxell Budó, que ha apelado a "derrocar el 155 y a aquellos que lo representan, así como a restituir las instituciones catalanas y al legítimo Govern".

El alcalde de Mollerusa (Lérida) y número dos por Lérida, Marc Solsona, ha reivindicado que el 1 de octubre evidenció que los alcaldes están al lado de la gente y contra los que quieren "reprimir la voluntad de los ciudadanos".

Ayer también, a través de una videoconferencia en un acto de campaña de su candidatura en Barcelona, Puigdemont exigió ser restituido como presidente de la Generalitat y aseguró que si alguien lo impide «sería entender que el 155 sigue en vigor». De esta manera, el ex president quiere volcar toda la presión y tachar de legitimar la intervención de la autonomía a ERC, cuyos planes pasan por ganar y elegir un nuevo gobierno presidido por ellos. «El Parlament que me eligió no me ha cesado. Esto no ha cambiado. Si la mayoría política no cambia, esto no tiene porque cambiar», afirmó desde la capital belga, y agregó que «respetar los resultados es restablecer el Govern que fue ilícitamente destituido».

Asimismo, Mundó, con sus palabras, pretende dar una pátina de realidad al escenario actual para que Junts per Catalunya y ERC puedan rivalizar bajo las mismas condiciones. Y es que los republicanos se avanzaron en plantear la imposibilidad de su líder, Oriol Junqueras, a ejercer de candidato y empezaron a proyectar a Marta Rovira como alternativa, maniobra que se ha reflejado encuesta a encuesta errónea, ya que Esquerra ha ido mermando mientras Puigdemont, que disfruta de gran atención mediática y ha anunciado que vendrá a Cataluña para ser investido, recorta distancias.

A esta dinámica se sumó la movilización independentista convocada por las entidades el pasado jueves en Bruselas. Este acto, que tenía el objetivo de ir a reprender a las instituciones europeas, se convirtió en munición electoral para Puigdemont, que se acabó llevando todas las miradas, mientras ERC, con la presencia de Rovira, pasaba inadvertida, leyendo una carta escrita por Junqueras desde prisión. La número dos de los republicanos lleva toda la precampaña y campaña electoral recordando que el líder del partido no puede intervenir porque está en prisión, pero eso tampoco parece calar.

Para revertir esta tendencia, los republicanos han introducido nuevos mensajes e intentan movilizar todos sus rostros más visibles. Así, ayer, el número dos de la lista por Gerona, Roger Torrent, en un paseo por Sant Boi de Llobregat (Barcelona) intentó circunscribir el 21-D en un mano a mano entre ERC y C’s. Torrent insistió en que su partido es el «único» que podría parar a la formación naranja, que en el último sondeo del CIS apareció equiparado a Esquerra y con posibilidades de arrebatarle el primer puesto, para intentar trasladar a la opinión pública que en el independentismo la opción ganadora es ERC. Sin citar en ningún momento explícitamente a Juntsper Catalunya, Torrent erigió a ERC en la «única garantía de buen gobierno, de coser el país, de luchar contra la corrupción y de hacer República». Asimismo, y tras la aparición de Romeva o Mundó, en los próximos días también tomará peso Carme Forcadell en los actos de campaña.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs