MENÚ
viernes 19 julio 2019
20:11
Actualizado

Sin crédito ante la UE

  • Sin crédito ante la UE

Tiempo de lectura 2 min.

13 de febrero de 2019. 04:07h

Comentada
José Fernando Lozano Contreras.  13/2/2019

¿Qué recorrido cree que tiene el discurso de los líderes del «procés» en Europa?

La Unión Europea ha dado muestras de que el discurso independentista no tiene itinerario por parte de ningunos de los órganos europeos. Esa vía está agotada. A Europa no le interesa abrir este melón, porque no casa con el discurso europeo de integración. No le conviene que se planteen proyectos secesionistas y desintegradores, es un contrasentido. España por esta vía puede estar bastante tranquila.

¿Cómo podría terminar el caso del «procés» en Estrasburgo?

Para acudir al tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo hay que agotar todos los recursos internos españoles, es decir que después de que el Tribunal Supremo emita su sentencia –si es insatisfactoria para los independentistas– podrán presentar un recurso de amparo al Tribunal Constitucional. Entonces, y sí la sentencia es desestimatoria, es cuando puede acudir al tribunal de Derechos Humanos. Pero no es un tribunal supraconstitucional, sino que este órgano solo puede determinar si se ha vulnerado algún derecho humano. No es una cuestión de plazos para acudir a Estrasburgo. El Tribunal Supremo está siendo muy cauto y escrupuloso para evitar que una futura demanda ante el organismo europeo pueda prosperar.

¿Cree que la justicia española se puede ver desgastada o fortalecida en este proceso?

Es una cuestión que está por ver. No hay en el mundo una justicia perfecta, la del Tribunal Supremo tampoco. En líneas generales nuestro órgano jurisdiccional está muy bien valorado, también a nivel internacional. Creo que ésta es una oportunidad de oro para dar cumplidas muestras de que van a saber hacer bien su trabajo.

¿Cómo se ve en Europa el intento de los independentistas de convertir el «procés» en un juicio político?

Ni siquiera Nicolás Maduro se ha atrevido a dar ese paso, el de apoyarlos. Esto deja entrever a nivel mundial como ese discurso de la España represora se ha ido diluyendo. Nunca ha calado en realidad entre las élites europeas. Ningún líder europeo ha terminado de mostrar sus simpatías por la causa secesionista. Se ha internacionalizado poco el conflicto independentista, a pesar de sus intentos. Ha fracasado el intento de Carles Puigdemont.

Últimas noticias