Cerca del 60% de los niños no se lavan los dientes después de cada comida

Pero ¿cómo hacer que los niños tengan una correcta salud bucodental?

  • Cerca del 60% de los niños no se lavan los dientes después de cada comida
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

11 de octubre de 2019. 11:02h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 12/10/2019

Con el fin del verano y la vuelta al cole llegan de nuevo las rutinas y el hábito de lavarse los dientes, en caso de haberse perdido, debe recuperarse lo antes posible. Asegurarse la buena higiene bucal de los hijos prevendrá de futuras preocupaciones como la aparición de caries, una de las consecuencias más habituales en la infancia. Los niños deben lavarse los dientes con productos y soluciones adecuados a su edad, ya que, si no pueden padecer fluorosis, una anomalía en la formación del esmalte.

Con la vuelta al cole toca dejar listos ropa, libros, cuadernos y kit dental para los que van al comedor escolar. El inicio del curso escolar implica la recuperación de hábitos perdidos como la higiene bucodental y es que el 60 % de los niños entre 5 y 12 años no se lavan los dientes después de cada comida.

Los niños son un grupo de la población que presenta una salud bucodental más frágil, ya que la estructura de la dentadura y la mandíbula están en fase de desarrollo. “Por este motivo, debemos asegurarnos de que se cepillen los dientes tres veces al día para evitar la aparición de caries, una de las consecuencias a la que en esta edad son más susceptibles. Además, es muy importante usar productos adecuados a cada edad y no utilizar soluciones adultas que pueden perjudicar su boca y sus dientes”, aconsejan.

Pero ¿cómo hacer que los niños tengan una correcta salud bucodental?

Se debe intentar comprar un cepillo que guste a los niños. Los hay de colores y con dibujos que seguro le atraerán más que los convencionales.

Hay que utilizar pasta de dientes para niños. En una edad en que los dientes se están formando, es muy importante que los pequeños no ingieran pasta adulta ya que contienen una cantidad concentrada de flúor y puede provocar que los niños padezcan fluorosis**, un cambio de aspecto de la superficie esmaltada del diente que se da antes de los 8 años.

Es importante reducir el consumo de azúcares, chicles y refrescos ya que tienen un alto contenido en azúcar que puede provocar caries.

Hay que llevar al niño a la revisión anual. La vuelta al cole y la finalización del verano, época en la que han cometido excesos, es el mejor momento para corregir los posibles problemas que las vacaciones hayan podido causar a su dentadura.

Últimas noticias