Las lágrimas del hijo de una leyenda del West Ham al debutar en la Premier con 33 años

David Martin parece haber arrebatado la portería del West Ham a Roberto, ante la ausencia por lesión de Fabianski. Su actuación dio a un discutido Pellegrini su primera victoria en los últimos nueve partidos

Premier League - Chelsea v West Ham United
David Martin rompe a llorar tras finalizar el encuentro ante el ChelseaJOHN SIBLEYReuters

Las imágenes de David Martin llorando, tras debutar con victoria en Premier League, han dado la vuelta al mundo. La ausencia por lesión del portero titular del West Ham, el polaco Lukasz Fabianski, hizo que Pellegrini apostara por primera vez por este veterano guardameta en el partido de la liga inglesa ante el Chelsea. Además de los tres puntos, David se llevaba el mérito de dejar la portería de su equipo a cero después de ocho encuentros sin que se consiguiera.

Este héroe inesperado, además de salvar a su equipo, también ha hecho lo propio con el puesto de su técnico (Manuel Pellegrini), a quien los rumores ya colocaban lejos del banquillo londinense por el mal momento del equipo. Ante la baja de Fabianski, que se lesionaba hace ya dos meses en el encuentro ante el Bournemouth, parece que el que llegaba este verano (procedente del Millwall) como tercer portero puede instalarse temporalmente como titular.

Pero este partido ha tenido aún más trascendencia para David y no solo en el ámbito profesional. Su padre, Alvin Martin, es toda una leyenda del West Ham, al que estuvo vinculado durante veinte años, del 76 al 96. Este es el verdadero motivo por el que David, que ha construido casi toda su trayectoria en segunda, tercera y hasta cuarta división, rompía a llorar tras el pitido final y se fundía en un abrazo con su padre, que presenció el partido desde la grada.

Esta inesperada decisión dejaba en el banquillo al meta español Roberto Jiménez, que venía de encajar 17 goles en los ocho partidos en los que ha reemplazado al portero polaco. Los Hammers, hasta esta victoria ante los «blues», llevaban ocho partidos sin ganar, acumulando seis derrotas y dos empates consecutivos . Roberto llegaba el pasado verano al club londinense tras la salida del también portero español, Adrián San Miguel, que ahora milita en el Liverpool. A pesar de esta pésima racha, el West Ham sigue sobreviviendo de las rentas de su gran inicio de temporada, a cuatro puntos de los puestos de descenso y en la posición 13.