Ana Soria y su descarada provocación contra Paloma Cuevas

Un juego que podría pasar factura a las hijas del matrimonio

Enrique Ponce y Ana Soria, muy enamorados
Enrique Ponce y Ana Soria, muy enamoradosInstagram

En el entorno de Paloma Cuevas ven a Ana Soria, la nueva ilusión de Enrique Ponce, como “una niñata pija obsesionada con provocar a Paloma. No es lógico que su relación de meses con Enrique haya pasado completamente desapercibida, y ahora aparezcan fotos de ambos continuamente. Las últimas en la playa son tan poco naturales que parecen lo que los periodistas llamáis un posado robado. Esa chica disfruta exhibiendo a su novio, es demasiado descarado, y Ponce se presta a un juego que puede pasarle factura con sus hijas”.

Ana quiere demostrarle a Paloma que el torero está completamente encaprichado con ella, es como si fuera una marioneta que se mueve al son que la estudiante de Derecho y aspirante a influencer le dicta.

Ni el daño que le puede hacer a sus dos hijos le retiene en sus “provocaciones”.

Las malas lenguas, incluso, especulan con que podría ser la veinteañera la que filtra información a ciertos paparazzis. O Ana o alguien de su entorno.