Harry y Meghan Markle, de “royals” a “celebrities”: así es su primer posado tras el “Megxit”

Los duques de Sussex participarán en las charlas virtuales «TIME100 Talks» que organiza «Time», donde apareció la foto

Desde que el pasado 8 de enero el príncipe Harry y Meghan Markle manifestaran su deseo de alejarse para siempre de sus funciones como miembros de la primera línea de la familia real británica, lo que mediáticamente se conoce como los «Megxit», los duques de Sussex, gozan de una vida alejada de palacio como personas «económicamente independientes». En todos estos meses, ambos han emprendido varios proyectos solidarios y hasta un gran acuerdo económico como productora audiovisual con la plataforma Netflix; todo ello desde su nueva residencia en Los Ángeles, donde se mudaron con el pequeño Archie tras renunciar a sus derechos como «royals».

A favor del demócrata

Recientemente, además, el príncipe Harry y Meghan se han visto involucrados en la campaña electoral de EE.UU, que se llevarán a cabo el 3 de noviembre, donde animan a los ciudadanos a votar a favor del candidato demócrata Joe Biden. Numerosos compromisos, sí, pero no había ninguna foto oficial desde el «Megxit» hasta ayer. Con motivo de las charlas virtuales «TIME100 Talks», organizadas por la revista «Time», en las que se convocan a personas influyentes del mundo y en las que mañana participarán los duques de Sussex, los «royals» han protagonizado su primer posado oficial desde su retirada de la familia real.

La imagen, publicada en dicho medio y tomada por Matt Sayles, es una foto en blanco y negro en la que Harry y Meghan posan divertidos con un estilismo que no pasa desapercibido. Mientras el príncipe opta por un estilo muy depurado y elegante con traje oscuro y camisa blanca con el cuello abierto; Meghan eligió un traje negro de la firma Alexander McQueen, un conjunto que usó la duquesa en febrero de 2018, unos meses antes de casarse con Harry, durante su primer compromiso oficial. En cuanto a los complementos, destaca una pulsera de la firma Cartier, el modelo «Love». Una joya que ha lucido durante varios años y que se cree que habría sido un regalo de Harry antes de su compromiso. Además, la duquesa luce su anillo de compromiso, valorado en 300.000 euros.

Pero si hay una joya que destaca por encima del resto, esa es el reloj: modelo «Tank Française», también de Cartier. Una pieza legendaria de la firma francesa, de oro, valorada en más de 20.000 euros, que podría haber pertenecido a la mismísima Lady Di, ya que la princesa de Gales lució en numerosas ocasiones el mismo modelo, incluso en una visita en 1997 al templo hindú Shri Swaminarayan Mandir. Se cree, además, que podría haber sido un regalo del príncipe Harry a Meghan tras su boda.

Independientemente de este espectacular reloj, la duquesa «heredó» de Diana Spencer un anillo azul aguamarina, con el que se dejó ver el día de su boda durante la recepción por la noche en Frogmore House, así como unos preciosos aretes de mariposa y una pulsera de oro que usó en su gira por Australia en el año 2018. Pero Meghan Markle no es la nueva Lady Di y nunca lo ha querido ser o parecer, tan solo se trataría de un emotivo guiño a la fallecida princesa de Gales.