Iglesias y Montero multiplican los panes y los peces

En 2014 el líder podemita declaró 45.000 euros de patrimonio y su esposa, 6.000. Siete años después declaran juntos 1.600.000. ¡Milagro!

Pablo Iglesias e Irene Montero
Pablo Iglesias e Irene Montero FOTO: Lalo Alvarez Gtresonline

Lunes

La vicepresidenta Carmen Calvo se lía la manta a la cabeza y promete una ley para abolir la prostitución sin contar con Podemos. La verdad es que Irene Montero ha tardado aunque se ha decantado por esa opción; pero en su partido hay quien sigue defendiendo la legalización. Que es lo mismo que defienden los proxenetas, mira tú. Sé que en el impulso de la ley tiene mucho que ver el impresionante trabajo contra la trata que lleva realizando durante años mi amiga Mabel Lozano. Obras son amores y no buenas razones, vicepresidenta. La ley, «pa’cuando».

España se levanta conmocionada por la historia de Rociíto. El plató de Mediaset se convierte en Juzgado y nadie se resiste a condenar a Antonio David. Ni yo, la verdad. Luego reflexiono y se me pasa... más cuando veo a la ministra de Igualdad entrar a matar sin pruebas... ¿Y la presunción de inocencia? Y otra cosa, ¿Telecinco ha hecho este programa para buscar Justicia o audiencia? Rocío Carrasco da mucha pena. Otra cosa es defender que se pueda acusar y juzgar a la gente en la tele.

Ay, Gabilondo… Que ahora no quiere negociar con Iglesias «con este Pablo Iglesias,no» (como si hubiera otro), ni tampoco subir los impuestos. Vaya. Serio, soso, formal y cambiante. Según Díaz Ayuso, «mentiroso». Pero rectificar es de sabios ¿o no? ¿Y a que no sabían que el equipo de Gabilondo está haciendo cuanto puede para tratar de seducir a Carmena para que vaya en su lista? Pues ya lo saben.

Martes

Fracasa la moción de censura del PSOE en Castilla y León. Vaya ridículo han hecho con estos movimientos de censura en distintos lugares sin ningún resultado. Y encima las elecciones madrileñas encima, con unas encuestas nada favorables.

El Ayuntamiento de Palma quiere quitar el nombre de Toledo a una calle por franquista. Déjenme que me ría. Y ríanse ustedes también. Si no fuera por la incultura y la estupidez del alcalde de Podemos, José Hila, el asunto tendría mucha gracia.

Miércoles

Iglesias tiene que dejar el Gobierno antes, ay. Cosas de las leyes electorales. Si quiere formalizar su candidatura a las elecciones madrileñas debe estar fuera antes del 31 de marzo. Adiós con el corazón, Pablo…

Ya saben: usted y yo no podemos salir de nuestras comunidades, pero los turistas extranjeros pueden venir a nuestro país... Muy bien, Pedro Sánchez. A eso se le llama coherencia.

Aguado no irá en las listas de Ciudadanos de Madrid. A este hombre le están dando duro por todas partes. Qué asco de política.

Vaya metida de gamba de Isabel Celaá al decirle al diputado popular Juan José Matarí que no sabía de lo que hablaba y qué repaso le ha dado a la ministra la hija de Matarí, con síndrome de Down y toda una carrera gracias a la educación especial.

Primer acto en solitario de la Princesa de Asturias. En el Cervantes, repitiendo vestido y preocupada por los demás. Ovación y vuelta al ruedo. Poco público. Son tiempos de pandemia.

Jueves

Que dice Irene Montero que Madrid «no es segura para las mujeres». Ya. Pues es mucho más segura que la mayoría de las grandes ciudades del mundo, ministra. Y desde luego no menos segura que Cataluña o Extremadura. Ese discurso no nos viene bien. Ni a las mujeres, ni a Madrid ni a España de cara a los turistas que vendrán. Eso sí, que la popular Ana Camins le conteste diciendo que Isabel Díaz Ayuso «ha conseguido ser presidenta por sus propios méritos y no por ser la mujer de absolutamente nadie» no es de recibo. Aunque lo piense media España. O España entera.

Viernes

Hale, pues ya está Toni Cantó con Díaz Ayuso, como era de esperar ¡Y en el número 5 de la lista! Dicen que en Génova están que trinan. Pero Ayuso no se inmuta y menos aún Cantó, que se defiende cuando le acusan de chaquetero: «Yo no me he movido de mi sitio. Se ha movido Ciudadanos». Ayuso debe haber empezado el fin de semana nada contenta con esa noticia de que el Gobierno querría boicotearla con la hostelería en precampaña. Tarde, en todo caso, porque los hosteleros ya tienen un lema y un cartel: «Ayuso somos todos».

¿Que Iglesias hace seis años declaraba 45.000 euros de patrimonio y Montero 6.000 y siete años después declaran 1.600.000 euros entre los dos? ¡Milagro! Lástima que su multiplicación de los panes y los peces sea solo para ellos.