Sin drones y en un búnker rural, así será la boda de Alejandra, la hija de Espartaco y Patricia Rato

Un enlace al que solo acudirán sus íntimos y los más allegados. ¿Irá también su tío Rodrigo Rato?

Alejandra Rato y Ernesto Nogales
Alejandra Rato y Ernesto NogalesInstagram.

El 8 de mayo la familia Ruiz Rato se vestirá de fiesta para celebrar el que será el día más importante para la primogénita. Alejandra, de 28 años, se casa con Ernesto Nogales, de 41, en la finca Majavieja, en pleno parque natural de la sierra norte de Sevilla. Esta dehesa es propiedad del torero y donde Ale (así la llaman en casa) ha pasado los cuatros últimos años de su vida por propia elección. Después de estudiar en internados de Suiza y Reino Unido se graduó en Empresariales y Gestión Comercial en Madrid. Cuando acabó se instaló con su padre en Majavieja y comenzó un proyecto profesional importante para rentabilizar este campo que en la actualidad se alquila para bodas, festejos taurinos y eventos de todo tipo. Alejandra es la impulsora de esta iniciativa.

Este es el lugar donde los novios reunirán a las ciento cincuenta personas que es el número permitido por las medidas sanitarias en estos tiempos de pandemia. La liturgia religiosa será a las doce de la mañana en una ermita en medio del monte que pertenece a una Hermandad y, por lo tanto, es un lugar con acceso restringido. Tanto los votos matrimoniales en el lugar sagrado como posteriormente el banquete en la finca familiar aseguran la privacidad que buscan. Y solo podrán acceder los familiares y amigos. Tras el «Sí, quiero» habrá un almuerzo que finalizará antes de la medianoche.

Hay un detalle importante por parte de los novios como confirman a quien esto escribe desde el entorno familiar. «No habrá exclusiva porque tanto Ale como Tito (el apodo con el que se conoce al novio) no quieren comercializar con su vida privada. Repartirán las fotos a los medios que les interese la noticia», recalcan. Esta decisión la comparten ambas familias y es una manera de que nadie que no esté convocado pueda colarse en el lugar al que no ha sido invitado. Además, al estar la finca en un parque natural está prohibido volar drones.

Perfil mediático bajo

Tanto Espartaco como Patricia nunca han dado exclusivas y los hijos se han mantenido fuera del foco mediático. Incluso, cuando llegó la separación matrimonial los padres pusieron todo su empeño en alejarlos de todo aquello que supusiera rumores y comentarios desagradables. Y ese cuidado ha servido para que los hijos hayan elegido no ser personajes públicos. Tener su propia identidad y su trayectoria laboral y afectiva. Isabela, la segunda hija del matrimonio, es abogada y trabaja en Londres. Tendrá un papel importante ya que la protagonista de ese día la ha elegido como testigo. Juan, el pequeño de la casa, que estudia Farmacia en la universidad de Navarra. «Los tres han salido muy listos y estudiosos», apuntan los que conocen a los Ruiz Rato.

Alejandra y Ernesto tienen muy claro cómo quieren que sea su boda en estos tiempos de post pandemia. Habrá dos celebraciones. La del día 8 de mayo solo con los familiares directos y cercanos que ya suman el centenar. Estarán los tíos y primos y algunos de ellos viajarán desde México donde viven. Después, cuando se pueda y no haya restricciones, organizarán una gran fiesta que también será en la finca y a la que acudirán todos los amigos. El mundo taurino está muy presente en las dos familias y no solo por Espartaco sino también por la parte del novio como informaba Marina Bernal. Blanca Novales, hermana de Ernesto, está casada con el torero mexicano Alfredo Ríos, apodado «El conde».

Alejandra que irá al altar del brazo de su padre y padrino ha elegido un diseño clásico de la firma Pronovias. Ernesto cumplirá con la tradición de vestir con chaqué y Patricia Rato un vestido de Tot -Hom de su gran amiga Marta Rota. Un día sin duda que será muy feliz para toda la familia.