Díaz Ayuso CELEBRA en Vallecas su presidencia (y no en cualquier sitio)

La política comió en Cruz Blanca, un restaurante que también han visitado el Rey emérito e Íñigo Errejón

Isabel Díaz Ayuso  en Cruz Blanca, en Vallecas,  recién nombrada Presidenta de la Comunidad de Madrid
Isabel Díaz Ayuso en Cruz Blanca, en Vallecas, recién nombrada Presidenta de la Comunidad de MadridTwitter

«Ya lamento no haberme pedido hoy un cocido, pero es que hace casi 40 grados y acabo de ser elegida presidenta de la Comunidad de Madrid y me tengo que reservar para estos días... Un honor celebrar un momento como este en uno de mis restaurantes preferidos, seña de Madrid y España. Enhorabuena por haber resistido a esta crisis. Un fuerte abrazo, Isabel Díaz Ayuso. 18 de junio 21». Así deja escrito su sentir en el libro del restaurante Cruz Blanca de Vallecas Isabel Díaz Ayuso una hora después de haber sido reelegida presidenta de la Comunidad de Madrid en la Asamblea de la ciudad. Pasaban las tres y media de la tarde del pasado viernes cuando un vehículo oficial oscuro se paró ante la puerta del restaurante y bajaba Ayuso, de 42 años, con camisa blanca, pantalón negro y deportivas blancas.

En ese momento se desvela que la reserva para comer en la terraza un grupo de siete personas a nombre de Miguel Ángel Rodríguez, mano izquierda y derecha de Ayuso, es para celebrar el acontecimiento. Nada hacía presagiar que sería ella quien acudiría, pero no a comer cocido, que le gusta que se lo sirvan en dos vuelcos, sino a dar buena cuenta de unos entrantes a base de anchoas, calamares, conejo al ajillo y lomo Cruz Blanca, que la presidenta completó con unas chuletitas de cordero y lechuga viva. Ayuso fue la primera en irse, sobre las seis de la tarde. Bebieron vino de Navalcarnero y agua. Tocaron a 37 euros por cabeza, que una persona de su equipo se encargó de abonar, y, como estamos en crisis, la casa no invitó a copitas ni a postres.

Algo que a su propietario, Antonio Cosmen, le emocionó fue la entrada presidencial: «La gente se puso en pie y cuando se iba nos hicimos unas fotos en la puerta. Todo el mundo que pasaba por la calle, y eso que es una zona multiétnica, la saludaba y pedía selfies. Llamó mucho la atención. Si no se hizo cincuenta fotos en la puerta no se hizo ninguna. Es la persona de moda sin lugar a dudas. También me felicitó y me emocioné porque los primeros cien días estuvimos en un ERTE pero los saqué a todos, a los dieciocho –añade–, y cuando confinaron el barrio decidimos no volver a los ERTE. Si no hubiera sido por la gestión de Ayuso esta Casa estaría ahora cerrada y sin embargo hemos aumentado la plantilla a 21. Hablo desde el corazón y respetando todas las opiniones».

La casa de todos

De hecho, otro habitual del restaurante es Íñigo Errejón: «Agradecido a Cruz Blanca Vallecas por el buen trato y el buen cocido que mantiene las tradiciones de Madrid», dejaba anotado. Antonio Cosmen es un tabernero recio y vecino de Vallecas desde que llegó de su Asturias natal, y está gordo de cariño porque recibe lo que da: «A mí me ha ayudado mucho la gente en esta pandemia, me han prestado dinero. Me lo ofrecían sin pedirlo yo. Mi familia es mi equipo. Yo podría pesar treinta kilos menos, pero ellos me dicen que un cocinero delgado no vende».

Esa gratitud es paralela a la cautela del tabernero, y eso, el ahora ministro Marlaska, otro habitual del cocido, lo sabe: «Cuando era juez de la Audiencia Nacional me preguntaba por la opinión sobre alguna sentencia. Quería conocer lo que se comentaba en la calle y qué mejor que preguntarlo en una taberna». Por su parte, el Rey Emérito tenía previsto volver a Cruz Blanc, pero vivir en Abu Dabi, claro, se lo impide. «Le gusta el ’'cocido mojado’', que yo creía que mojaba con una copita de Jerez, pero él me dijo: «Yo quiero la sopa y el compango y los garbanzos todo junto porque me gusta comerlo con cuchara», y como agradecimiento se lo dejó por escrito: «Al restaurante Cruz Blanca de Vallecas y a Antonio mi enhorabuena porque es difícil hacer un cocido mejor con el sabor a España. Con mi afecto y esperando volver pronto. Juan Carlos, Rey. 21 de marzo de 2017».