Gente

Charlène de Mónaco por fin se deja ver con su cuñada, la princesa Carolina

Los rumores de que entre ellas existe una mala relación siempre las han perseguido

Charlène de Mónaco
Charlène de Mónaco FOTO: CHRISTIAN BRUNA EFE

Tras un tiempo alejada de la opinión pública a consecuencia de sus problemas de salud, Charlène de Mónaco ha vuelto a volcarse de lleno en sus obligaciones como princesa consorte. A lo largo de este verano, la esposa del príncipe Alberto se ha dejado ver en numerosos actos oficiales, reafirmando así su compromiso con la Corona monegasca. El miércoles 28 de septiembre, la exnadadora volvió a brillar en una conferencia de prensa que se convocó para anunciar a las actividades previstas de cara al que sería el centésimo cumpleaños de Rainiero III, el próximo 31 de mayo de 2023, y junto a ella estaba su cuñada, Carolina de Mónaco.

Los Grimaldi
Los Grimaldi FOTO: Eric Mathon Palais Princier

Se trata de la primera vez que las dos princesas se dejan ver juntas desde noviembre del año 2020. Se trataba de una imagen muy esperada que disipa los rumores que siempre las han perseguido y que apuntan a una nefasta relación entre la hermana y la esposa del príncipe Andrés. Al contrario, intercambiaron sonrisas y gestos de complicidad, demostrando que la familia real del pequeño estado europeo se mantiene unida.

De hecho, en el acto también estaba presente Estefanía de Mónaco, presidenta del comité organizador de las celebraciones por el centésimo cumpleaños de Rainiero III. Una vez más, había que retroceder hasta el año 2020 para encontrar una imagen de Charlène junto a sus dos cuñadas, y esta estampa de los Grimaldi unidos da buena muestra de que las habladurías de distanciamiento se alejan de la realidad, al menos, tras los últimos acontecimientos.

Estefanía y Alberto de Mónaco
Estefanía y Alberto de Mónaco FOTO: Eric Mathon Palais Princier

Por lo visto, Carolina y Estefanía de Mónaco se volcaron con sus sobrinos, los hijos de Charlène y el príncipe Alberto, cuando la exnadadora pasaba por los momentos más complicados de su vida. Un gesto que la consorte agradece a sus cuñadas y que habría marcado el inicio de una nueva etapa en lo que a su relación familiar se refiere.