Gente

Diana Navarro: “Hubo un tiempo en que me discriminaron por gorda”

Triunfa en la escena teatral en el papel de Concha Piquer y confiesa que «los amores copleros tóxicos son mi fuerte»

ENTREVISTA A DIANA NAVARRO , CANTANTE
ENTREVISTA A DIANA NAVARRO , CANTANTE FOTO: Rubén mondelo La Razón

Diana Navarro continúa cosechando éxitos de la mano de «En tierra extraña», obra de teatro musical dirigida por Juan Carlos Rubio y protagonizado por la artista malagueña, que da vida a la famosa cantante Concha Piquer. Junto a ella, trabajan los actores Alejandro Vera y Avelino Piedad, quienes interpretarán a Federico García Lorca y a Rafael de León respectivamente. Un espectáculo que combina canciones de copla española, como «Y sin embargo te quiero», «Ojos verdes» o «Tatuaje», canciones de Broadway como «Blue skies» o «If you knew Susie», música cubana y varios temas originales con letra de poemas de Lorca.

Esta función, que tiene una hora y media de duración, se podrá disfrutar en el Teatro Marquina de Madrid hasta el día 10 de abril. Para todos aquellos que no puedan desplazarse hasta la capital, tendrán la oportunidad de disfrutar del talento de este elenco en ciudades como Granada, Málaga, Bilbao o Donosti con una gira que promete no dejar indiferente a nadie.

Enhorabuena por este debut teatral. Cuéntenos cómo surgió y cómo está viviendo esta nueva etapa

Gracias. Es un reto maravilloso. La decisión más bonita y enriquecedora que he tomado en mi vida personal y artística. Cuando Juan Carlos Rubio me contó el proyecto acepté sin dudar.

¿Qué Diana Navarro se va a encontrar la gente en ‘En tierra extraña’?

La Diana Navarro actriz que se pone al servicio del personaje intentando no salir y dar libertad a Doña Concha que es el personaje que interpreto.

¿Cantar o actuar?

Las dos cosas. Siempre he tenido una actriz intuitiva dentro de mi, por mi formación coplera. Pero reinterpretaba las coplas desde «la Navarro». Como actriz tienes que olvidarte de ti y pensar y sentir como lo haría el personaje que interpretas. Es fascinante. Y poder desarrollar las dos disciplinas a la vez es pura magia.

¿Cómo le ha afectado profesional y personalmente la pandemia?

El sector de la cultura ha sido uno de los más castigados… Soy muy afortunada. No he parado de trabajar desde que terminó el confinamiento. El bicho me ha pillado de manera leve en la sexta ola. Personalmente me ha hecho crecer y replantearme la vida. Aunque practico la consciencia, no siempre lo consigo y el confinamiento ha sido un baño de realidad.

¿Qué opina de Eurovisión? ¿Qué le parece la candidatura de este año? ¿Le gustaría ir?

Me encanta eurovisión. De adolescente soñaba que iba y ganaba. Me encanta Chanel y todos los participantes que fueron. Me emocionó ver dos días seguidos de música en directo en televisión. Con estilo, claro que iria. Tiene que ser una experiencia única. Pero yo creo que ya mi momento pasó.

¿Qué tal le va la vida en Granada? ¿Por qué decidió irse allí?

Me enamoré.

Conocemos a la Diana Navarro artista, pero no han trascendido muchos datos sobre su vida personal… ¿Es un tema tabú para usted?

Tanto como tabú, no. Intento normalizar. Soy una artista y puedo entender que despierte interés, pero si hablamos de lo privado, dejamos de hablar de lo artístico y a mi lo que me interesa es hablar de mi arte y de lo afortunada que soy por seguir dando lo mejor de mí 27 años después. Soy una persona bastante normal y no creo que mi vida privada despierte interés

¿Qué tal le va en el amor? Muchas de sus letras se clavan en lo más profundo… ¿Refleja sus historias en las canciones?

Mis experiencias me han hecho escribir para diez discos seguidos y ahora que soy actriz empatizo con todo tipo de dramas. La verdad es que los amores tóxicos copleros son mi fuerte.

Como buena coplera que compartió escenario con Rocío Jurado, ¿qué recuerdo le queda?

Ojalá hubiera compartido escenario con esa diosa. Solo tuve la oportunidad de hacerme una foto para entregarle mi primer casette en el Tivoli en el año 1997.

¿Diana Navarro es feminista? ¿Cuál es su mensaje?

Por supuesto. Mi mensaje es que todos somos personas y no me importa nada la vida privada de nadie. Que cada cual sienta, ame y viva como necesite. Adoro al ser humano. Hombres y mujeres en todas sus extensiones y colectivos. El respeto nos hará libres.

¿Ha sentido alguna dificultad en el mundo de la música por el hecho de ser mujer?

Por mujer, no. Eso lo tengo claro. pero por estar «gorda» en una época en la que no había democratización de los cuerpos, sí. No lo niego y lo visibilizo. Nada me ha frenado. Yo ofrezco mi voz y «me empato con quien quiera». Esa es mi filosofía. y eso es lo que me ha llevado a sortear todas las dificultades.