Gente

El novio de Rocío Flores se da un capricho de más de 12.400 euros

El malagueño se hizo conocido a raíz de los rumores de infidelidad que pesaron sobre él

Rocío Flores y Manuel Bedmar
Rocío Flores y Manuel Bedmar FOTO: @rotrece Instagram

Hace unos meses, la atención de la opinión pública se dirigió hacia Manuel Bedmar, el novio de Rocío Flores, a raíz de las supuestas infidelidades que habría cometido. Pasada la tormenta y recompuesta su relación con la nieta de la Jurado, el joven malagueño se ha consagrado como un miembro más de la mediática familia, aunque son pocos los detalles que se conocen acerca de su vida privada.

Los datos que llegan proceden de sus redes sociales, donde comparte algunos momentos de su día a día, tal y como acaba de suceder. Por lo visto, Manuel Bedmar se ha despedido de la que, hasta ahora, había sido su moto, una Yamaha XMAX que ha reemplazado por otro vehículo de dos ruedas de gama superior. “Bienvenida a casa”, ha escrito el novio de Rocío Flores en su cuenta de Instagram, junto a una fotografía de lo que parece ser una Yamaha TMAX 560. Se trata de un modelo de alta cilindrada cuyo precio asciende a los 12.499 euros, un coste que se eleva en función de la configuración que el cliente quiera aplicar.

Según la web del fabricante, Manuel Bedmar se ha hecho con “el modelo más exitoso en Europa, y ha ocupado el número uno año tras año durante dos décadas”, y cataloga a la moto como “la mejor alternativa para moverte en la ciudad” de forma rápida, deportiva y dinámica.

Manuel Bedmar se ha hecho con una Yamaha TMAX
Manuel Bedmar se ha hecho con una Yamaha TMAX FOTO: @manuelbedmar14 Instagram

Como se ha comentado anteriormente, se desconocen muchos detalles sobre la vida privada del yerno de Antonio David Flores y Rocío Carrasco, y solo su círculo íntimo sabe cómo se gana la vida. Manuel Bedmar no tiene un trabajo conocido de cara a la opinión pública, aunque en sus redes sociales se define como “emprendedor”. Así las cosas, existe la posibilidad de que Rocío Flores, cuyos ingresos económicos se han disparado desde que dio el salto a la pequeña pantalla, haya ayudado a su pareja a hacerse con este capricho.

En este sentido, Manuel Bedmar ha intentado aprovechar el tirón mediático de su familia política para hacer sus primeros pinitos como influencer. El joven ha colaborado con algunas marcas, organizando concursos y promocionando sus servicios en su cuenta de Instagram. Sin embargo, parece que no ha tenido mucho éxito en esta empresa, y su número de seguidores permanece estancado desde hace tiempo en unas 60.0000 personas, una cifra muy por debajo a los más de 792.000 fans con los que cuenta su novia.