Gente

Las horas más bajas de Diego Arrabal: “Lo he pasado muy mal”

El fotógrafo revela que ha recurrido a ayuda profesional para intentar salir de este bache complicado

Diego Arrabal
Diego Arrabal FOTO: Mediaset Mediaset

Ya han pasado varios meses desde que Diego Arrabal se marchó de “Viva la vida” tras ser despedido, tal y como LA RAZÓN publicó entonces en exclusiva. A partir de ese momento, el colaborador no ha vuelto a dejarse ver por la pequeña pantalla, y se encuentra de lo más centrado en su trabajo como fotógrafo y en su canal de Youtube, donde cuenta con más de 79.000 suscriptores. Asegura que ha recibido varias ofertas de trabajo para regresar a la televisión, pero cree que todavía no está “preparado” para reincorporarse a un sector que, aunque le dio muchas alegrías, también lo llevó a pasar por los momentos más complicados de su vida.

Diego Arrabal se ha abierto en canal en “el directo que hago más difícil en todo el tiempo que llevo en Youtube”. El paparazzo ha recordado que su última etapa como colaborador se le hizo cuesta arriba, hasta el punto de que tuvo que marcharse un tiempo del medio. “En los últimos dos años de televisión lo he pasado mal. No me encontraba bien conmigo mismo. Cuando uno es padre pesa mucho poder disfrutar de tus niños los fines de semana. A mí eso me pasó mucha factura. Me fui dos veces porque no podía más. Lo he pasado muy mal”, recalca.

Diego Arrabal en su canal en 'Youtube'
Diego Arrabal en su canal en 'Youtube' FOTO: Youtube

Lo pasó tan mal en aquel momento que no vio otra opción que recurrir a un especialista de la salud mental para recuperarse, una situación que todavía se mantiene. “A día de hoy sigo en tratamiento. Me puse en manos de profesionales y sigo, a día de hoy, con su ayuda”, explica Diego Arrabal en su canal de Youtube. Aunque no considera que pasara por una depresión, lamenta que “me costaba levantarme por las mañanas”, y que por eso aún no se siente listo para volver a mostrarse ante las cámaras de un plató.

De este modo, parece que habrá que esperar un tiempo hasta que Diego Arrabal se decida a volver a la televisión, haciendo gala de su tono ácido que le ha valido para ganarse cientos de detractores, pero miles de admiradores.