Gente

Pareja

Tamara Falcó rompe su silencio tras reconciliarse con Íñigo Onieva y aclara sus planes de boda

También se pronuncia sobre la ruptura de su madre, Isabel Preysler, y Mario Vargas Llosa

Tamara Falcó
Tamara FalcóSergio R. MorenoLa Razón

Ha sido una de las historias más comentadas de la crónica social. La separación y posterior reconciliación de Tamara Falcó e Íñigo Onieva ha dado mucho que hablar, pero los dos protagonistas se han mantenido en silencio. La marquesa de Griñón tan solo confirmó la buena nueva con un escueto “sí, hemos vuelto”, y desde entonces no había vuelto a pronunciarse. Ahora, la aristócrata ha concedido una sincera entrevista a “Harper’s Bazar” en la que por fin se ha sincerado sobre la trama de amor que más expectación ha generado en 2022.

Tamara Falcó ha relatado cómo fue su especial encuentro con Íñigo Onieva el pasado 31 de diciembre, el día en que se produjo su reconciliación. “Tamara, me vas a volver loco… ¡Que son los cuartos!’ Y yo lloraba. Fue bastante bonito. Íñigo tenía invitados en casa, había venido su hermana y un amigo, pero tras las doce campanadas, cogió su moto y se vino a casa de mi madre”, cuenta.

Además, la aristócrata desvela cómo reaccionó Isabel Preysler cuando se enteró de la reconciliación. Por lo visto, no termina de fiarse de su yerno... “Mami me dijo: ‘Te lo puede volver a hacer, ¿sabes? Pero, claro, ella habla por sus experiencias. Yo también le pregunté: ‘¿Tú a tío Julio le diste una oportunidad? Tajantemente me dijo que no”.

Tampoco repara en ofrecer detalles sobre sus planes de boda. Al principio, estaba prevista para el 17 de junio de 2023, y parece que, tras la ruptura y la reconciliación, la fecha no se ha modificado: “Yo tengo esperanza y estoy enamorada. Allá que voy, allá que voy… Me veo pasando por el altar en 2023 y he estado pensando que solo tengo seis meses para el vestido de novia”.

Del mismo modo, Tamara Falcó se sincera también sobre la ruptura de su madre y Mario Vargas Llosa: “Claro que me da pena. Él siempre ha sido muy amable y cariñoso con nosotras, pero la decisión es de mi madre y de él. A ella, la veo en paz y serena”.