MENÚ
jueves 18 julio 2019
01:18
Actualizado

El cierre de Spanair no evitará que Bruselas investigue las subvenciones

Ieasa, con el 85% de la aerolínea, presenta el preconcurso de acreedores

  • El cierre de Spanair no evitará que Bruselas investigue las subvenciones

Tiempo de lectura 2 min.

03 de febrero de 2012. 00:16h

Comentada
3/2/2012

BARCELONA– Hace algo más de un año, la Asociación Europea de Aerolíneas de Bajo Coste (Elfaa, por sus siglas en inglés) remitía una carta a la Comisión Europea en la que denunciaba las ayudas públicas recibidas por Spanair en los últimos años que rondan los 150 millones. Pues bien, la quiebra de Spanair no evitará que Bruselas investigue hasta el final si la aerolínea debe devolver las ayudas públicas.
Esta asociación, que engloba a compañías como Vueling o Ryanair, denunció que las subvenciones permitieron a la compañía «librar una guerra de precios predatoria en rutas operadas por otras aerolíneas que no reciben esas ayudas».

«Recuperar ayudas públicas»
El vicepresidente y comisario de la Competencia de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, apuntó ayer que «el hecho de que una compañía, sobre la cual se ha abierto una investigación, presente concurso de acreedores no quiere decir que la investigación se pare, porque si hubiese que recuperar ayudas públicas, habría que intentar recuperarlas también sobre una liquidación de la compañía, si es que se llegase a eso». «Desgraciadamente los contribuyentes representados por las autoridades públicas no son los primeros de la lista» en una hipotética liquidación, lamentó el comisario de Competencia.
Las consecuencias de la caída de Spanair, lejos de limitarse a trabajadores y acreedores, también han alcanzado al grupo accionarial. Iniciatives Empresarials Aeronutiques (Ieasa), propietaria del 85,9 por ciento de la aerolínea catalana y ampliamente participada por la Generalitat, se ha visto obligada a presentar preconcurso de acreedores. Ieasa se creó hace tres años para agrupar a una serie de empresas que querían invertir en la aerolínea, por lo que tras la caída de Spanair no es de extrañar que presente el preconcurso teniendo en cuenta que la compañía era su único activo. 
El Institut Català de Finances (ICF) es el principal acreedor de Ieasa, con créditos de más de 30 millones, y también adeuda a SAS 26 millones procedentes del crédito puente que concedió a la sociedad para financiar la compra de Spanair en 2009.


El procedimiento
1.- Diciembre 2010
Las aerolíneas de bajo coste denuncian las subvenciones
2.- Enero 2011
Bruselas anuncia que estudiará las quejas
3.- Febrero 2012
La caída de Spanair no frena la investigación de las ayudas

Últimas noticias