MENÚ
sábado 23 febrero 2019
09:21
Actualizado

Seis perros envenenados en un parque de Palencia

Crece la preocupación entre los vecinos, que aseguran que no es la primera vez. «Mi mascota se tragó algo y murió en diez minutos», cuenta una afectada

  • «Hay gente a la que le molestan los perros con el buen tiempo y pone veneno en los parques»
    «Hay gente a la que le molestan los perros con el buen tiempo y pone veneno en los parques»

Tiempo de lectura 2 min.

28 de mayo de 2010. 21:06h

Comentada
28/5/2010

PALENCIA - «Ha sido todo tan rápido y tan injusto», lamenta Maite. Es una las seis personas que vieron cómo su perro moría por culpa del veneno que alguien colocó en un parque  con el objetivo de matar a sus mascotas. Como cada sábado, Maite salió a pasear a Lacky por el parque de El Sotillo, en la ciudad de Palencia. El perro se tragó «un hueso o un trozo de carne» y en diez minutos comenzó a tambalearse. Las patas no le respondían y tuvo convulsiones. «Lo llevé al veterinario, pero no pudieron hacer nada por él», declaró a LA RAZÓN. «Por supuesto que a quien le ha hecho esto le califico de asesino. Es imperdonable y muy grave». La dueña espera enterarse de quien mató a su mascota, y que pague por ello.

Pero Lacky no fue la única víctima. El veterinario al que Maite acudió, José Antonio González, de la clínica «Mi+cota», atendió más casos: «Un cliente me contó los síntomas por teléfono. El perro había comido algo en el parque y tenía convulsiones. Mientras me describía la situación, paró: "Creo que acaba de morir"», explica González. Una vecina, Elvira Martínez, se enteró de lo sucedido en el veterinario y decidió alertar a la población. «Podría habernos pasado a cualquiera, por eso hicimos carteles en los que avisábamos de los envenenamientos. Además, los denunciamos al Seprona». Martínez asegura que esto ya había ocurrido otros años. «Hay gente a la que le molesta la presencia de perros y pone veneno en los parques. Puede deberse a que tengan niños o a que les guste tomar el sol sin animales cuando llega el buen tiempo». La Clínica Veterinaria de la calle Valentín Calderón confirmó esta información  : «Otros años hemos atendido a perros envenenados. Esto, por desgracia, no es nuevo».


Puede haber más víctimas
Durante esta semana se han confirmando seis muertes. Sin embargo algunos vecinos de Palencia hablan ya de once. Joaquín Morante es el encargado dentro del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) de Moruna, una perra que detecta venenos. Aseguró que lo peor de esta situación es lo fácil que es adquirir los fitosanitarios. Por unos diez euros cualquiera se puede hacer con verdaderas «armas biológicas». «Lo que ha pasado esta semana en El Sotillo es muy preocupante, atenta contra la sanidad pública». Si el veneno se queda impregnado en alguna hoja y alguien lo toca y se lleva las manos a la boca, podría morir, aseguró. Por ello, hoy saldrá con su perra por la zona para «hacer un recorrido preventivo y disuasorio». Morante, que cree que se trata de un herbicida, sabe que se hizo a propósito. «Se colocó un sábado, el día que más perros hay en el parque, por lo que volveremos hoy. Hay que evitar que vuelva a suceder a toda costa».

Últimas noticias