MENÚ
martes 15 enero 2019
19:34
Actualizado

Microsoft: no hay lugar para la esvástica

La multinacional prohíbe su uso en Xbox Live por ser un «símbolo de odio»

  • Una escena del videojuego
    Una escena del videojuego
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de noviembre de 2010. 02:56h

Comentada
Barcelona. 24/11/2010

El pasado 20 de octubre y no sin pocas dificultades, Stephen Toulouse, director del servicio online Xbox Live de Microsoft, justificaba de esta forma en su blog la retirada de todos los avatares del popular juego «Call of Duty: Black Ops» que contuvieran una esvástica en su imagen: «aunque ciertamente el símbolo de la esvástica no es exclusivo del movimiento nazi, de algún modo durante el proceso de toda una guerra mundial se asumió como un símbolo representativo del mal y del odio».

Una polémica más

La decisión de retirar dichas imágenes –o «banearlas», en el argot de internet–  no obedece a razones de corrección política, sino fundamentalmente de «respeto». A pesar de reconocer que muchos de los emblemas más conocidos encierran en sí mismos un doble significado, una discusión a lo que el equipo de Xbox Live «se enfrenta todos los días», el servicio on line de Microsoft no es el lugar para que las sociedades de la Tierra lleven a cabo una profunda reevaluación de todos ellos. «Y dicho sea de paso, esto no se limita a la esvástica», admite Toulouse, que explica como parte del trabajo de los integrantes de su grupo consiste precisamente en observar este aspecto.

«Doblemente perverso»

La polémica, aunque por razones distintas, no es ajena en absoluto a la saga «Call of Duty», propiedad de la desarrolladora y distribuidora americana de videojuegos Activision Blizzard. Su entrega predecesora, «Modern Warfare 2», ya fue vetada en Rusia debido a la controversia que originó la parte del juego en la que permite que el protagonista, infiltrado en una célula terrorista soviética, aniquile sin miramientos a docenas de civiles desarmados. Este último Black Ops ha sido tachado de propaganda y rechazado en La Habana por ser «doblemente perverso», al presentar una misión en la que supuestamente asesinamos al dictador cubano Fidel Castro; y en Alemania, un país donde las series históricamente ambientadas total o parcialmente en la Segunda Guerra Mundial como «Call of Duty» tienen menos salida, ha sido censurado tanto en las versiones de consola como de PC.


POLÉMICA HOMÓFOBA
No es la primera vez que Microsoft se encuentra con un problema en torno a las ideas políticas o preferencias de otro tipo de sus usuarios. De hecho, ya se enfrentó a un conflicto similar en febrero de 2009, el mismo Touluse tenía que salir al paso de lasdeclaraciones que tachaban a la compañía de Redmont como homófoba por haberretirado perfiles de usuario («gamertags») en los que se expresaba suorientación sexual para jugar en la red, y que en su mayoría resultaron pertenecer a usuarios que se habían delcarado homosexuales. En aquel entonces, Xbox Livese escudó diciendo que entre el 95 y el 98% de las veces en las que seutilizaba la palabra «gay» en estos juegos en internet se hacía siempre en sentido peyorativo. Un añomás tarde y tras un intenso debate al respecto, Microsoft cambió lostérminos y condiciones de uso para poder expresar libremente la orientaciónsexual en los perfiles del servicio online.

Últimas noticias