MENÚ
jueves 20 junio 2019
13:45
Actualizado

El cambio del ganador

Tiempo de lectura 2 min.

04 de septiembre de 2011. 00:08h

Comentada
4/9/2011

A Mariano Rajoy le va como anillo al dedo el gran verso de Santa Teresa: «Nada te turbe, nada te espante. La paciencia todo lo alcanza». En efecto, sin hacer ruido, a quien muchos negaron carisma y ahora le adulan por doquier, camina hacia La Moncloa con rumbo fijo. Tiene guasa que Zapatero, tan defensor del «cordón sanitario» para el PP, despida la Legislatura con una reforma pedida por Rajoy, plenamente aislado por sus antiguos aliados y varios de los suyos.
Ironías de la política ante un candidato, Rubalcaba, a quien todo se le pone en contra. Pasó de burlador, a ser burlado. En este curso del cambio, desde la hermosa Ría de Vigo, en las filas populares se respira satisfacción. Aunque a Mariano, siempre prudente, no le gustan las euforias, lo cierto es que la maquinaria del partido lleva tiempo trabajando a todo gas. Tras el rotundo triunfo del 22-M, el Comité de Estrategia, bajo la presidencia de Ana Mato, ha diseñado una campaña con presencia de su líder en foros dedicados a los problemas ciudadanos. Rajoy cuenta con un magnífico equipo, preparado para llegar al poder tras ocho años de oposición, en un momento muy crucial de la vida de España. No se esperan grandes sorpresas en la elaboración de las listas, aunque si se atisba un relevo generacional. Rajoy necesita ilusionar a un voto joven, profesional y muy desencantado del PSOE. Del perfil de Soraya Sáenz de Santamaría, una parlamentaria de primera, la gran sorpresa por su capacidad política y negociadora. El elogio teresiano de la paciencia es hoy un evidente elogio del ganador.

 

Últimas noticias