MENÚ
martes 20 noviembre 2018
05:01
Actualizado
  • 1

Los rebeldes sirios dicen que controlan «casi la mitad» de la ciudad de Alepo

Los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) aseguraron hoy que controlan "casi la mitad" de Alepo, capital económica de Siria, escenario de combates entre las fuerzas del régimen y los soldados desertores.

  • Los rebeldes sirios dicen que controlan «casi la mitad» de la ciudad de Alepo

Tiempo de lectura 2 min.

26 de julio de 2012. 13:12h

Comentada
26/7/2012

El comandante en jefe del ELS en Alepo, coronel Abdulyabar Akidi, informó a Efe por internet de que los insurgentes lograron controlar varios barrios como Al Sukari, Al Sajur, Salahedin y Tariq al Bab, que fueron bombardeados hoy de forma intensa por el ejército del régimen, que intenta recuperarlos.


Akidi agregó que han llegado refuerzos militares a Alepo (norte), mientras se endurecieron los enfrentamientos entre las dos partes alrededor de los distritos bajo dominio del ELS.
La fuente explicó que las tropas del presidente, Bachar al Asad, emplearon en su ofensiva contra los barrios de Al Sajur y Tariq al Bab artillería, helicópteros de guerra y cazas Mig 21 de fabricación rusa.


Akidi añadió que los rebeldes, por su parte, controlan todas las comisarías de la policía ubicadas en los barrios bajo su mando y tomaron un centro logístico utilizado por el Ejército gubernamental para almacenar alimentos. El mando castrense lamentó la escasez de pan y otros productos en la ciudad, así como la ausencia de hospitales para tratar a los heridos.


Una testigo identificada como Wed al Hayat dijo a Efe que la aviación militar del régimen bombardeó hoy el barrio de Al Mashad, en Alepo, por lo que los habitantes de esta zona se han refugiado en lugares más seguros como la residencia de estudiantes de la Universidad de esa ciudad.


En Damasco, los grupos opositores informaron de enfrentamientos entre los combatientes del ELS y las fuerzas gubernamentales en distintas áreas, además de bombardeos. Ayer, el jefe de los cascos azules, Hervé Ladsous, reconoció en que los observadores de la ONU afrontan una dura misión en Siria, de donde se ha retirado la mitad del contingente tras el deterioro de la seguridad y el aumento de los combates entre el régimen y los rebeldes.
Al país árabe llegó también anteayer el nuevo jefe de la Misión de Supervisión de la ONU en Siria (UNSMIS), el senegalés Babacar Gaye, quien ha prometido que ejercer todos los esfuerzos para "ayudar a aliviar el sufrimiento de los sirios".

Últimas noticias