MENÚ
martes 20 noviembre 2018
20:22
Actualizado
  • 1

Más de 14700 temporeros españoles en la vendimia francesa un 14% más

Madrd.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de octubre de 2012. 12:24h

Comentada
Madrd. 15/10/2012

La campaña de la vendimia francesa ha registrado una afluencia de unos 14.700 trabajadores españoles, lo que supone un ligero aumento del 1,37% respecto a los 14.500 temporeros del año pasado, y, por primera vez, se han desplazado más hombres que mujeres, debido al aumento de la demanda de desempleados procedentes de la construcción.

Según el balance presentado este lunes por la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (Fitag) de UGT, la vendimia suele ser una campaña "equilibrada" en términos de género, pero este año el 59% de los españoles que han acudido a Francia es hombre.

Como consecuencia de la crisis en España, el número de trabajadores que acuden a la vendimia francesa ha crecido progresivamente desde 2008, hasta situarse en los últimos tres años en niveles similares a los de 2003. Entre 2004 y 2007, la afluencia se mantuvo estable en unos 11.000 temporeros.

El crecimiento ha sido este año más ligero que en los dos anteriores, según la organización sindical, debido a que las plazas estaban cubiertas y a que el paro en Francia ha limitado la oferta de empleo para extranjeros.

Además, la campaña ha sido más corta porque la sequía ha mermado la producción y muchos empresarios han reducido el número de trabajadores por explotación, si bien muchos de los temporeros españoles se han "enganchado" a otras campañas, como las de la manzana o la nectarina, según explicó en rueda de prensa el secretario general de Fitag-UGT, Antonio Deusa.

Deusa también atribuyó el interés de los españoles en seguir trabajando en las campañas de la fruta francesa a "la falta de perspectiva" para cubrir jornadas en España, sobre todo por la sequía que afecta a campañas como la recogida de la aceituna.

Fitag UGT, que ha visitado a cerca de 200 grupos de vendimiadores en Francia durante diez días, ha detectado cierta merma en las condiciones laborales, con la pérdida de algunos beneficios, como los desplazamientos pagados y las horas extra.

El salario que perciben los vendimiadores depende de la categoría profesional, pero nunca podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional fijado en 9,40 euros por hora o 1.425,67 euros al mes por 35 horas de trabajo semanales.

De los 14.700 españoles que se han desplazado esta campaña, 10.600 proceden de Andalucía, 1.200 de Comunidad Valenciana, 600 de Murcia, 600 de Castilla-La Mancha y 1.700 del resto de las comunidades autónomas.

Deusa lamentó que el Gobierno haya roto este año la "colaboración histórica" con UGT, por la que la organización recibía la "cantidad irrisoria" de 60.000 euros para ofrecer asistencia jurídica y laboral a los trabajadores que se desplazaban a estas campañas.

Por su parte, el secretario de Política Social de la Federación, Jesús Acaso, detalló que el sindicato ha constatado este año una fuerte demanda de trabajadores con cualificación o con estudios, aunque este perfil no ha predominado después entre los trabajadores desplazados. Esto se debe a que, en pueblos con larga tradición de participar en la vendimia francesa, trabajadores agrarios que se fueron a la construcción ahora están volviendo al campo. 

Últimas noticias