MENÚ
jueves 18 julio 2019
20:47
Actualizado

Discurso en Praga del presidente de EEUU

Obama anuncia en Praga el compromiso de EEUU para el desarme nuclear

-Establece las líneas generales para "un futuro sin armas nucleares" en un histórico discurso en Praga
-Destaca el papel de Rusia para conseguir este objetivo y espera un   acuerdo sobre reducción de arsenales con Moscú para finales de año

  • Obama anuncia en Praga el compromiso de EEUU para el desarme nuclear
  • Obama anuncia en Praga el compromiso de EEUU para el desarme nuclear

Tiempo de lectura 4 min.

05 de abril de 2009. 11:29h

Comentada
5/4/2009

 El presidente estadounidense, Barack Obama, estableció hoy en   Praga las líneas generales de la nueva estrategia estadounidense para   garantizar, en un futuro a largo plazo, "un mundo sin armas   nucleares", a través del fortalecimiento de los actuales tratados de   reducción armamentística, marco de un nuevo proceso de cooperación   que englobará la desarticulación de los arsenales de los estados   nucleares, la garantía del uso de energía nuclear pacífica a países   en desarrollo y el fin de la producción de materiales nucleares con   uso armamentístico.   
   "Declaro hoy, claramente y con convicción, el compromiso de   América para conseguir la paz y seguridad en un mundo sin armas   nucleares", anunció el presidente Obama ante más de 30.000 personas   en un discurso pronunciado en la plaza Hradcanske de la capital   checa, antes de acudir a la cumbre sobre cambio climático y seguridad   energética con los líderes de la UE.   
   La estrategia de Obama consiste en aprovechar las negociaciones   que acaba de comenzar --en particular con Rusia-- sobre la   ratificación y ampliación de los acuerdos existentes de no   proliferación, así como en de la inhibición de los ensayos con armas   nucleares, para a partir de ahí garantizar el uso de energía nuclear   pacífica a todos los países que lo deseen, mediante la creación de   instituciones destinadas a tal efecto.   
   También se pretenden fortalecer las estructuras destinadas al   control de todo material nuclear que pueda ser empleado para la   fabricación de un arma de destrucción masiva a través de la   imposición de nuevas y más estrictas sanciones contra aquellos países   que violen los términos de estos nuevos tratados.  
   "No soy ingenuo, es posible que esto no se consiga mientras esté   vivo. Pero no podemos ignorar las voces que nos dicen que el mundo no   puede cambiar. Yo les digo: Sí, podemos", declaró el presidente.    
   "La trayectoria es la siguiente: primero, adoptar pasos concretos   para un mundo sin armas nucleares", indicó Obama, quien manifestó su   intención de "poner fin al pensamiento de Guerra Fría, reduciendo el   papel de las armas nucleares en nuestra estrategia de seguridad   nacional". "Animo a otros países a que hagan lo mismo", se ofreció.   
   "Que nadie se equivoque. Mientras existan estas armas, Estados   Unidos mantendrá un arsenal seguro y eficaz con objeto de intimidar a   cualquier adversario. Y garantizo la defensa de nuestros aliados,   incluyendo a la República Checa", indicó Obama, que dedicará parte de   la visita a comentar con los líderes checos el estado actual de   desarrollo de un polémico escudo antimisiles en República Checa y   Polonia. Un sistema de defensa que ha provocado tensiones con Rusia,   que lo considera peligrosamente cerca de sus fronteras    
   Obama hizo especial hincapié en la importancia de Rusia para   llevar su nueva "trayectoria" antinuclear a buen puerto. "Reduciremos   nuestro arsenal a través de la negociación de un nuevo tratado   estratégico de reducción de armas con los rusos, este año", anunció   el presidente estadounidense. En este sentido, Obama declaró que su   intención, así como la del presidente ruso, Dimitri Medvedev, es   "conseguir un nuevo acuerdo a finales de año, legalmente vinculante,   que servirá de marco a nuevos recortes (en la capacidad nuclear).   Intentaremos que todos los Estados con capacidad nuclear resulten   incluidos en esta empresa".   
   "Para conseguir la prohibición global de los ensayos nucleares, mi   administración comenzará inmediatamente el proceso de ratificación,   de la conferencia del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos   Nucleares", inicialmente presentado en 1996. "Tras años de diálogo,   es hora de que los ensayos nucleares sean prohibidos definitivamente"   anunció.   
   De igual modo, Obama anunció el desarrollo de "un nuevo tratado   que verifique el final de la producción de materiales fisibles   destinados para su empleo en armas nucleares, para terminar con la   producción de material armamentístico que de ellos se derivan".  
   Según Obama, este tratado servirá de "marco de cooperación" basado   en dos pilares: "los países con armas nucleares procederán a su   desarme, los países sin armas nucleares no las adquirirán, y todos   los países podrán acceder a energía nuclear pacífica.        
   En este sentido, el presidente estadounidense abogó por un aumento   de "los recursos y de la autoridad" necesarios "para fortalecer las   inspecciones nucleares". Para ello, Obama indicó que se está   estudiando la posibilidad de crear "un banco internacional energético   para que todos los países puedan acceder a poder pacífico sin riesgo   de proliferación"   
   "Debemos aprovechar estos esfuerzos para favorecer la lucha contra   el cambio climático y conseguir la oportunidad de paz para todos",   indicó.   
   El presidente estadounidense no se olvidó del reciente lanzamiento   del misil norcoreano Taepodong 2 -un cohete con un satélite según   Pyongyang--, esta madrugada. Obama aprovechó este incidente para   asegurar que esta nueva estrategia se verá acompañada de sanciones   más drásticas para "asegurar que los países que rompen las reglas" se   enfrenten "a las consecuencias a través de una nueva aproximación más   rigurosa".

Últimas noticias