Actualidad

Arranca el juicio por abusos sexuales contra el independentista escocés Alex Salmond

El exministro principal, conocido como el “Braveheart del siglo XXI”, es acusado de 14 delitos por diez mujeres

Former Scottish first minister Alex Salmond on trial
Alex Salmond abandona el Alto Tribunal tras la primera jornada del juicio que se sigue contra él tras la acusación de diez mujeresROBERT PERRYEFE

El Alto Tribunal de Edimburgo comenzó este lunes uno de los juicios que más expectación ha generado en la historia reciente de Escocia. Alex Salmond, considerado en su día como el “Braveheart del siglo XXI”, se sentaba en el banquillo de acusados haciendo frente a 14 delitos sexuales, tras las denuncias de diez mujeres. En concreto, se le acusa de dos casos de agresión indecente, diez de agresión sexual y dos intentos de violación. El malogrado político, de 65 años, protagonista indiscutible del referéndum de secesión escocés de 2014, se declara inocente de todos ellos.

Al inicio del proceso, que puede alargarse durante un mes, la jueza Lady Dorrian recalcó ante el jurado de 15 miembros que, a pesar de que el acusado es una “figura pública muy conocida”, deben llegar a un veredicto basado en “la evidencia y nada más que la evidencia”, dejando “la política a un lado”.

La primera en declarar ayer fue una de las supuestas víctimas, identificada tan sólo como “Mujer H”, quien recalcó que Salmond intentó violarla en 2014 cuando, supuestamente la empotró contra la pared, le quitó la ropa, antes de empujarla sobre una cama y acostarse sobre ella desnudo, sin atender a sus súplicas para que parase.

En cualquier caso, la publicación de los detalles de lo que ocurra durante las sesiones se ha prohibido para preservar la identidad de las víctimas y evitar que la cobertura mediática entorpezca un proceso que atrae gran atención pública.

Alex Prentice es el abogado que representa a la fiscalía y Gordon Jackson, el letrado de Salmond, que también actúa como defensor de la exconsejera catalana Clara Ponsatí en el proceso de extradición a España que esta tiene abierto en Escocia.

El episodio más antiguo de supuesta agresión sexual se remonta al 2008 aunque ambos intentos de violación se produjeron, supuestamente, en Bute House, la propiedad georgiana que sirve como residencia oficial de aquellos que se encuentran al frente del Gobierno escocés.

La Policía comenzó una investigación en 2018 después de una pesquisa llevada a cabo por el Ejecutivo de Edimburgo, rodeada de polémica, ya que se indemnizó al que fuera ministro principal escocés con 500.000 libras después de que un tribunal dictaminase que se había actuado de manera inapropiada al designar como responsable de la investigación interna a una persona que tuvo “una implicación previa” en el caso.

Adiós al mito

Sea como fuere, el hecho de que Salmond tenga que sentarse ahora en el banquillo de los acusados desmonta de alguna manera al mito de un hombre cuya carrera estuvo marcada por históricos: logró convertirse en el primer ministro principal escocés nacionalista (2007), ser el primero en conseguir mayoría absoluta (2011) desde que se formó el Parlamento de Edimburgo en 1997 y a punto estuvo de lograr la independencia (2014).

Aquel referéndum legal -pactado con el Ejecutivo de Londres- terminó finalmente con el 55,3% de los escoceses abogando por seguir siendo parte del Reino Unido. Sin embargo, días antes de la consulta llegaron a vivirse momentos de pánico por la subida de los nacionalistas en las encuestas.

Aunque los independentistas aceptaron que aquella consulta era única en una generación, la actual líder del SNP y ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, reclama ahora otro plebiscito asegurando que el Brexit ha cambiado por completo las reglas de juego.