Se estrella un avión con 99 personas a bordo cerca del aeropuerto paquistaní de Karachi

La aeronave ha caído en una zona residencial y se desconoce el número de víctimas mortales

Una nueva tragedia aérea se ceba con Pakistán. Los 99 pasajeros y 8 tripulantes a bordo de un avión comercial de la Pakistán International Airlines (PIA) murieron después de que el aparato se estrellara en una zona residencial Model Town de Karachi, la ciudad más poblada del país.

El avión que venia de Lahore perdió la comunicación con la torre de control una hora y media después de estar en el aire. A menos de un minuto de la hora de aterrizaje del vuelo PK-8303, el avión se precipitó contra una manzana de viviendas de este barrio masificado de Karachi, que acabo con edificios en ruinas y vehículos incendiados por el impacto del Airbus 320.

Según el diario Dawn news, citando al alcalde de la ciudad, Wasim Akhtar, ningún pasajero sobrevivió al siniestro aéreo. Sin embargo, en twitter se colgaron imágenes del rescate de al menos un superviviente que resultó ser Zafar Masud, presidente y director gerente del Banco de Punjab.

Al menos 5 viviendas quedaron destruidas y resultó una misión imposible para los equipos de rescate y el coche de bomberos entrar a la zona siniestrada donde cientos de vecinos se aglomeraron para ver lo que pasaba.

La investigación sigue abierta y la falta de un comunicado oficial de la PIA ha dado rienda suelta a las especulaciones. Algunos testigos citados Dawn aseguraron que el avión había dado varias vueltas al aeropuerto, apuntando al tren de aterrizaje como problema añadido. Otros testigos dijeron que habían visto el aparato en llamas cuando todavía estaba en el aire.

Por su parte, la autoridad de aviación civil informó de que el piloto hizo una llamada de emergencia diciendo que había perdido un motor, y que estaba intentando aterrizar cuando el avión se estrelló antes de llegar a la pista de aterrizaje.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, dijo en su cuenta de Twitter estar “sorprendido y entristecido” por el accidente de PIA. “Habrá una investigación inmediata. Oraciones y condolencias para las familias de los fallecidos”, tuiteó.

El historial de accidentes aéreos en Pakistán es largo. La falla de seguridad, así como el mantenimiento de los aparatos ha sido una asignatura pendiente para las compañías nacionales y locales paquistaníes. En el caso de este último, los documentos de aeronavegabilidad muestran que la última vez que el avión fue inspeccionado por las autoridades fue el 1 de noviembre de 2019.

El ingeniero jefe de PIA firmó un certificado el 28 de abril diciendo que el avión había recibido todo el mantenimiento y que “está en condiciones de aeronavegabilidad y cumple con todos los estándares de seguridad”.

Otros accidentes en Pakistán

En 2010, una aeronave comercial operada por la aerolínea privada de bajo coste Airblue chocó en las colinas de Margala, cerca de Islamabad, dejando un saldo de 152 muertos. Se trató del peor accidente aéreo en la historia del país. La tragedia se repitió dos años después, cuando un Boeing 737-200 operado por Bhoja Air chocó debido al mal tiempo cuando estaba por aterrizar en el aeropuerto de Rawalpindi. El accidente dejó otros 127 muertos. Y, en 2016, un avión de la PIA se incendió mientras volaba del norte de Pakistán a Islamabad, matando a 47 pasajeros.

Este accidente de aviación ocurre en medio protestas contra el confinamiento impuesto que ha obligado a las autoridades a reabrir los comercios, tras el fallo, el pasado lunes, del Tribunal Supremo que ordenó la reapertura de todos los mercados y los centros comerciales ya que la enfermedad “aparentemente no es una epidemia en Pakistán”.

Precisamente ayer se registró un récord de 2.603 nuevos contagios, con lo que suman ya 50.000 contagios, y 1067 muertes, según el Ministerio de Salud.

El jueves, el país de 207 millones de habitantes había superado la barrera de los 1.000 casos diarios como consecuencia de la relajación de la cuarentena con calles y zonas comerciales llenas de gente realizando compras para las festividades del fin del Ramadán, que comenzará entre este domingo y el lunes.

Los lideres religiosos han anunciado igualmente que reabrirán totalmente las mezquitas, que hasta ahora operaban parcialmente, aunque contaban con mucha afluencia. Pakistán es de los pocos países que aún siguen negando que existe la pandemia. “¿Qué pandemia? Somos gente bendecida”, escribió el columnista Zahid Hussain, en el diario Dawn.