Asesinan a un seminarista porque predicaba la religión a sus secuestradores

EL Estado Islámico mata a otros 13 cristianos en el Congo

El Estado Islámico ha asesinado a 13 cristianos en el Congo, en la aldea de Kombokobo, en la región de Erngiti, según anuncia la agencia Amaq, perteneciente a la banda terrorista.

Se trata de un crimen más de los yihadistas contra quienes no profesan su religión, dentro de una política sistemática de exterminio y de expulsión de las zonas que quieren dominar.

En este sentido, 620 fieles de esta religión han sido asesinados en Nigeria en lo que va de año de la Sociedad Internacional para las Libertades Civiles y el Estado de Derecho (Intersociety). Además, fueron destruidas numerosas iglesias y centros de enseñanza.

En enero de este año, cuatro seminaristas fueron secuestrados del Seminario del Buen Pastor. Diez días después, uno de ellos fue encontrado al lado de una carretera, vivo, pero gravemente herido. El 31 de enero, un funcionario del seminario anunció que otros dos seminaristas habían sido liberados; pero el cuarto, Michael Nnadi, fue asesinado.

En una entrevista desde la prisión, el cabecilla del grupo autor del crimen dijo que le habían matado porque, aún en cautiverio, “continuó predicando el evangelio de Jesucristo” y le pedía que “dejara sus malos pasos”, según Aci prensa. El sujeto se llama, o se hace llamar, Mustapha Mohammed.

En su declaración, elogió la “sobresaliente valentía” de Nnadi, y señaló que el seminarista le dijo que dejara el camino del mal o perecería. Un criminal frente a un mártir.