Fauci advierte de que EE UU puede alcanzar los 100.000 contagios diarios

El epidemiólogo de la Casa Blanca exige a los Estados tomar medidas más enérgicas con las curvas disparadas en Texas, California y Florida

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, predice en el Senado de EE UU hasta 100.000 positivos diarios si los Estados más afectados no toman medidas enérgicas

Quizás porque no antepone el rédito político a las consideraciones técnicas y prefiere explicar la realidad antes que disparar lemas, Fauci fue a la Cámara Alta a explicar su visión de la pandemia. Y no es buena no bonita. De hecho, estima que de mantenerse la tendencia actual, con varios Estados en números de récord, incluidos Texas, California y Florida, al país le aguardan unos meses de auténtica pesadilla.

Hay que tener en cuenta que EE UU está registrando 40.000 positivos diarios. Y no, ni él ni ningún otro científico respaldan que esto se deban a que se están practicando más test que nunca. De hecho uno de los Estados más castigados, Arizona, sufre un tapón brutal en las pruebas. Y no, entiende que no conviene hacerse demasiadas ilusiones respecto a la buena marcha de territorios como Nueva York o Nueva Jersey, que hace días que ven luz al final de un túnel demasiado largo y oscuro.

En su opinión, «cuando tienes un brote en una parte del país, aunque en otras zonas lo están haciendo bien, el resto es vulnerable. No podemos centrarnos solo en aquellas áreas que sufren un aumento repentino. Ponen en riesgo a todo el país». Hay que recordar que no es solo que los positivos crezcan, sino que como demuestra un estudio elaborado por el “Washington Post”, el número de personas hospitalizadas a consecuencia del coronavirus está aumentando en siete Estados, en concreto en «Texas, Arizona, Nevada, Carolina del Sur, Montana, Georgia y California, donde los los promedios han aumentado no menos de 25% por ciento desde la semana pasada».

Si hace dos meses Fauci pidió en el transcurso de una entrevista concedida a la CBS que la Casa Blanca decretase el confinamiento de todo el país, ahora considera que si bien no es posible realizar predicciones numéricas ajustadas, el país puede registrar números muy turbadores. A principios de enero, cuando la Universidad Johns Hopkins daba 321.762 los casos confirmados y un mínimo de 8.500 los muertos, el anestesista y vicealmirante de la Armada Jerome Adams, dijo que «esta semana será la más dura y triste más muchos americanos. Éste será nuestro momento Pearl Harbor, nuestro momento 11-S, y no será en un solo sitio, va a suceder en todo el país y quiero que América lo entienda. También quiero que los americanos comprendan que por dura que sea esta semana, hay luz al final del túnel».

El problema es que ahora el país está en 2,6 millones de casos confirmados, más de 40.000 diarios durante la última semana, y el número de fallecidos es de 128.000. Las cifras de muertos están muy lejos de las de los días en los que habló Adams, pero los expertos sanitarios temen lo que pueda suceder si las urgencias de los Estados más afectados empiezan a dar síntomas de saturación y comienzan a aplicarse el temido triaje.

Fauci entiende que EE UU está en camino de tener hasta 100.000 casos diagnosticados a diario. «Creo que los números hablan por sí mismos», dijo. Añadió que resulta imperativo analizar en detalle lo que está sucediendo y tomar medidas urgentes, pues «estamos yendo en la dirección equivocada si nos fijamos en las curvas de los nuevos casos. «Tenemos que hacer algo al respecto y necesitamos hazlo rápido», ha zanjado.