Neurona, la consultora de Podemos que promueve el discurso bolivariano en España

La empresa mexicana, contratada por Podemos, ha recibido encargos de gobiernos en Ecuador, Bolivia y Venezuela

La consultora Neurona, contratada por Podemos en España, se convirtió en los últimos años en el motor de comunicación política para algunos políticos de izquierda en América Latina. Esta compañía, constituida 2016 en Michoacán, México, se presentaba como una de las consultorías más importante de la región, y en ella aparecía como presidente el mexicano César Hernández Paredes, que fue diputado en México, y el ecuatoriano Pabel Muñoz, del partido del ex presidente Rafael Correa. Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos, fue un estrecho colaborador de Neurona.

Su trabajo consiste en elaborar estrategias de comunicación política, estudiar el big data de las redes sociales para segmentar públicos y mensajes y modificar la opinión pública. Han sido especialmente activos en la defensa del régimen chavista en Venezuela. Según contó El Confidencial, ideó una red de medios para presentar a Nicolás Maduro como el “hijo garante de Chávez, defensor de la justicia social y unificador de los procesos revolucionarios”.

En Bolivia, Neurona llevó a cabo un trabajo para asegurar la reelección de Evo Morales como presidente en 2014 en una campaña electoral que abrió el camino a la consultora para trabajar después en campañas políticas de otros países como España, Portugal, Costa Rica, Ecuador, México, Bolivia, Paraguay, Nicaragua, Venezuela y Colombia.

La Fiscalía de Bolivia, donde desde hace casi un año hay un gobierno conservador, investiga a Neurona por presuntos “contratos irregulares” con el Gobierno de Evo Morales, que habrían causado un daño al Estado de al menos 12 millones de bolivianos (1,5 millones de euros), según ha denunciado el actual Ejecutivo del país andino.

En Honduras, Neurona produjo el documental “La joven revolución hondureña” para defender al derrocado gobierno de Manuel Zelaya en 2009, por haber sido víctima, dice, de un golpe de Estado, una producción con la que “dar la batalla comunicacional contra los golpistas apoderados de todos los medios convencionales”.

En México tuvo un papel activo en las manifestaciones de 2012 que le dieron la victoria a Enrique Peña Nieto. Neurona activó una campaña para favorecer al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador, quien, derrotado, acusó de fraude a Peña Nieto. Neurona se sumó al movimiento estudiantil #YoSoy132 y propició que más de 300.000 estudiantes salieran a las calles en protesta por la victoria del candidato del PRI.

Para contrarrestar la toma de posesión de Peña Nieto como presidente de México, se diseñó desde esta consultora un conjunto de medios de comunicación que pudieran repeler el embate de los medios hegemónicos, según defendía Neurona, con el fin de construir “mensajes ad hoc para proyectar imagen positiva de una presidencia espuria en México”.

Uno de esos medios fue Revolución 3.0, una web que se jactó de tener tres millones de visitas únicas al mes, y se encontraba entre los 10 medios digitales mas visitados en el continente. “El know-how de este proyectó se replicó después en Nicaragua, Costa Rica, Honduras, Venezuela, Bolivia y en los estados al interior de México. Se construyeron más de 15 medios de comunicación”.

Neurona también participa en la radio. Hasta 2018, el programa Brigadas Puente Sur, conducido por César Hernández Paredes, enlazaba a todos los países del continente (más de 52 estaciones en todo el continente) “para construir mensajes anti-hegemónicos y poder contrarrestar las campañas de extorsión y ataque contra los proyectos de izquierda”, decía la consultora en uno de sus dosieres.

La consultora, además, fue fichada por Bancos Centrales, Ministerios de Turismo y de Comunicación para desarrollar “estrategias informativas de éxito” bajo la consigna de “sostener los proyectos de izquierda en la Patria Grande (españa) y Europa del Sur”.

Ademas de “dominar la comunicación en los medios convencionales”, Neurona presume de haber entendido las redes sociales ”para saber modificar las formas de comunicarse en el momento y conseguir ganar la conversación entre nuestros gobiernos, nuestros políticos y las nuevas audiencias. Una campaña electoral no se gana únicamente en las Redes Sociales, pero sí se pierde si no se utilizan de forma estratégica. Ahí es donde siempre hemos sido útiles”, les dice a su audiencia.

Ahora, la Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido al juez que centre su investigación en el contrato suscrito con la consultora Neurona, a la que Unidas Podemos pagó 363.000 euros para las elecciones generales del año pasado. En España ha trabajado para Isa Serra, candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, y para Jesús Santos candidato en Alcorcón en las municipales. La filial española se inscribió en marzo de 2019 y Elías Castejón, un abogado andaluz, fue su administrador único hasta abril de este año.