La otra legión: la Legión Extranjera

Los legionarios franceses felicitan a la Legión por su centenario en un emotivo vídeo

La Legión celebra cien años de historia, coincidiendo con la fecha en que se alistó el primer legionario. Pero hay otra Legión, aún más antigua: La Legión extranjera en Francia, que ha deseado en un vídeo a sus compañeros un “feliz centenario”, mandando un “abrazo legionario"

La “Légion étrangère” fue creada en 1831 por el rey Luis Felipe de Francia con el fin de mandarlos a Argelia. Aquella guerra fue su primera misión. Le siguieron Crimea, Italia, México... Considerados durante mucho tiempo mercenarios al servicio de Francia, con los nuevos tiempos se han adaptado a otros tipos de intervención: misiones de ayuda humanitaria, protección a la población, mantenimiento de la paz o apoyo a gobiernos extranjeros con acuerdos con Francia en territorios tan diferentes como la antigua Yugoslavia, Afganistán o África. Son una unidad de élite y de combate de unos 8.000 hombres, la única fuerza francesa que incorpora a soldados extranjeros.

La Legión está reservada a hombres extranjeros de entre 17 y 40 años y muchos de ellos no hablan francés cuando son reclutados. Son hombres llegados de todos los rincones del mundo (la Legión extranjera cuenta con más de 140 nacionalidades) a los que no se les obliga a adoptar la nacionalidad francesa. La instrucción que reciben no solo es físicamente dura, sino también muy estresante psicológicamente. Al duro entrenamiento se suma la obligación de aprender la lengua en la que recibirán las órdenes. Pero los llamados “Kepi blancos” no juran fidelidad a Francia, sino a la Legión y llevan la inscripción “Honor y Fidelidad”, en vez de la habitual “Honor y Patria” del Ejército galo. Su patria es la legión, como reza su emblema “Legio patria nostra”.

La Legión extranjera es el único cuerpo militar que acepta entre sus filas a exconvictos, siempre que no hayan sido condenados por “violación, crímenes de sangre o tráfico de drogas”.