Trump abandonará el hospital esta misma tarde

“No tengáis miedo a la covid”, ha tuiteado el presidente. Su equipo médico explica que “no ha tenido fiebre en las últimas 72 horas y sus niveles de oxígeno son normales". Es decir, “ha cumplido o excedido todos los criterios para recibir el alta”

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha informado en Twitter, que a las 18:30, hora local, las 00:30 de la madrugada en España, abandonará el hospital militar.

Asimismo, Trump ha reconocido que se encuentra muy bien, por lo que “no hay que tenerle miedo al covid, no dejéis que domine vuestra vida”.

Unas polémicas declaraciones que se unen al paseo de ayer, dentro de un todoterreno con conductor y miembros de seguridad, con las ventanas herméticamente cerradas.

El mandatario también ha reconocido que “bajo la Administración Trump se han desarrollado medicamentos y conocimientos estupendos. ¡Me siento mejor que hace 20 años!”.

Así, el presidente Donald Trump abandonará del Hospital Walter Reed de Bethesda, Maryland, en el que ingresó el viernes después de que sufriera una bajada de óxigeno en sangre el viernes y tuviera fiebres altas.

Por su avanzada edad y su peso es una persona de riesgo. El coronavirus afecta más duramente a los mayores de 65 años.

Nuevo parte médico

El equipo médico encargado del presidente estadounidense, hospitalizado por covid-19 desde el viernes ha informado de que Trump ha cumplido o excedido todos los criterios para recibir el alta.

El médico personal de Trump, Sean Conley, ha reconocido durante el nuevo parte médico sobre la salud del mandatario que le darán la quinta dosis de remdesivir el martes, ya en la Casa Blanca.

Según el equipo del doctor Conley, Trump no ha tenido fiebre en las últimas 72 horas y sus niveles de oxígeno son normales.

“El presidente continúa mejorando y está listo para volver a un horario de trabajo normal (...) Él quiere hacerlo”, dijo su jefe de Gabinete, Mark Meadows, a la cadena de televisión Fox.

Meadows aseguró que habló con Trump esta mañana y que ha continuado “mejorando de la noche a la mañana”, y que hoy los médicos y enfermeras iban a someterlo a “más evaluaciones de su progreso”.

“Su fuerza ha sido increíble”, aseguró.

Ayer, el doctor Brian Garibaldi explicó que se había suministrado una segunda dosis del antiviral remdesivir el sábado y que el domingo "sentía bien”. Es más, Garibaldi contó que el presidente había estado "de pie y paseando. Nuestro plan es que coma y beba y esté fuera de la cama”.

Horas después, Trump dio la sorpresa y se metió en “la bestia”, el enorme Chevrolet blindado, para darse un baño de masas. A bordo del todoterreno presidencial saludó a sus simpatizantes que se han congregado durante todo el fin de semana frente al hospital militar para velar por la salud del comandante en jefe de EE UU. Un ejército de trumpistas que se emocionaron al ver el “gesto” de su presidente.

Sin embargo, los médicos e incluso miembros de la seguridad personal del presidente han criticado el polémico paseo.

Si sigue con buen aspecto y sintiéndose bien esperamos que pueda recibir el alta el lunes mismo y trasladarse a la Casa Blanca para seguir con su tratamiento”, dijeron durante la rueda de prensa del domingo.