Trump abandona momentáneamente el hospital para saludar a sus seguidores

Cientos de seguidores se concentraron a las puertas del hospital militar donde permanece ingresado el presidente por covid para mostrarle su apoyo

Cientos de seguidores del presidente Donald Trump salieron a la calle durante el fin de semana para mostrarle su apoyo. Hubo concentraciones en el corazón de la Quinta Avenida, en Manhattan, frente a la Torre Trump. Por supuesto a las puertas del hospital militar Walter Reed, donde permanece ingresado el presidente por coronavirus.

Hubo caravanas de embarcaciones en Florida y hubo caravanas de coches con banderas nacionales y el rostro de Trump en California. Pero los buenos deseos y el fervor de sus millones de partidarios no oculta la situación de alto riesgo que vive su candidatura.

Cerca de un centenar de automóviles cortaron la Quinta Avenida mientras hacían sonar sus cláxones. Al súbito incremento de ánimo ayudan las noticias que llegan desde el Walter Reed, con los médicos al cargo afirmando que Trump ha mejorado notablemente.

Y por supuesto contribuye el vídeo que el propio presidente grabó este sábado por la tarde: «Vine aquí porque no me sentía muy bien», dijo, «y me siento mucho mejor ahora. Estamos trabajando duro para recuperarme. Tengo que volver, porque todavía tenemos que lograr que Estados Unidos vuelva a ser grande. Hemos hecho un trabajo muy bueno, pero todavía quedan pasos por dar y hay que terminar el trabajo».

Dan Scavino, asesor político, subjefe de personal de comunicaciones de la Casa Blanca, escribió en Twitter para agradecer a las personas que acudieron al Walter Reed. «Gracias a todos los Grandes Patriotas Americanos que han salido esta noche en apoyo de Donald Trump el centro médico Walter Reed. ¡Todos superaremos esto, JUNTOS!».

Remachaba con un hashtag, el lema MAGA unido a las iniciales de Estados Unidos, US, y un pigargo cabeciblanco, el águila pescadora que es emblema del país. «Gracias», retuiteó el propio Trump, mientras los conductores y peatones congregados en su defensa lucían banderas, escudos, pegatinas de «Trump 2020».

Horas después, el propio presidente escribió que realmente apreciaba «a todos los fans y simpatizantes a la salida del hospital. De hecho, ellos realmente aman nuestro país y están viendo cómo hacerlo incluso mejor que nunca antes».

Y por si acaso el agradecimiento vía Twitter no era suficiente, el presidente salió brevemente del hospital para saludar a sus simpatizantes. En una caravana formada por tres Chevrolets presidenciales, y protegido por agentes de seguridad a pie, Trump pasó por delante de los congregados en el centro militar a muy poca velocidad.

Antes de abandonar momentáneamente la cuarentena, el candidato republicano volvió a publicar en Twitter otro vídeo desde una habitación del hospital y vestido de traje agradeciendo de nuevo la labor de los médicos y enfermeras que conoció y señaló que había “aprendido mucho sobre la covid”.