El Ejército de Taiwán, bajo presión por el aumento de las incursiones chinas

Taipei ha mandado en 2020 el doble de aviones para interceptar incursiones chinas que durante todo el año pasado,

El ejército de Taiwán ha mandado en 2020 el doble de aviones para interceptar incursiones chinas que durante todo el año pasado, según ha informado el Ministerio de Defensa de la isla, a la vez que advirtió de que Taiwán se enfrenta a severos desafíos de seguridad por parte de su vecino. Pekín reclama a Taiwán como parte de su territorio y ha intensificado sus actividades militares cerca de la isla, respondiendo a lo que llama “confabulación” entre Taipei y Washington.

En las últimas semanas, aviones de combate chinos han cruzado la línea divisoria del Estrecho de Taiwán, que normalmente sirve como un amortiguador oficial entre la isla y el continente, y han volado a la zona de identificación de defensa aérea del suroeste de Taiwán.

En un informe al Parlamento, al que ha tenido acceso Reuters, el Ministerio de Defensa de Taiwán asegura que en lo que va de año la fuerza aérea ha tenido que actuar 4.132 veces, un 129% más en comparación con todo el año pasado, según cálculos de Reuters.

China “está tratando de utilizar acciones militares unilaterales para cambiar el status quo de seguridad en el Estrecho de Taiwán, y al mismo tiempo está probando nuestra respuesta, aumentando la presión sobre nuestras defensas aéreas y reduciendo nuestro espacio de actividad”, asegura.

El rápido desarrollo de las fuerzas armadas de China ha ido acompañado de acciones militares “selectivas” contra Taiwán, agregó el ministerio.

China se ha mostrado especialmente molesta por el creciente apoyo de Estados Unidos a Taiwán, incluidas visitas de altos funcionarios estadounidenses a la isla, lo que se suma a otras tensiones entre China y Estados Unidos.

Si bien Taiwán no puede competir numéricamente con las fuerzas armadas de China, la presidenta Tsai Ing-wen ha estado supervisando un programa de modernización militar, con el objetivo de hacer que las fuerzas armadas de la isla sean más ágiles y Taiwán más difícil de atacar.

El viceministro de Defensa, Chang Guan-chung, dijo que China ha estado intensificando lo que él llamó un “entrenamiento realista contra Taiwán”. “Estamos desarrollando sistemas que son pequeños, numerosos, inteligentes, sigilosos, rápidos, móviles, de bajo costo, de supervivencia, efectivos, fáciles de desarrollar, mantener y preservar, y difíciles de detectar y contrarrestar”, dijo. Chang pidió una mayor cooperación con Estados Unidos que vaya más allá de la venta de armas, y dijo que esto dinamizaría aún más la reforma de defensa y la modernización militar de Taiwán. “También inttensificaremos el esfuerzo conjunto en entrenamiento, conceptos operacionales, evaluación de capacidades, intercambio de inteligencia y cooperación en armamento”.