Venezuela acaba con la luna de miel entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner

El sector peronista fiel a la vicepresidenta critica que Argentina votara en la ONU una resolución contra las violaciones de los derechos humanos de Maduro

Dentro del Frente de Todos se vuelve a agrandar la grieta entre el ala dura del kirchnerismo, liderado por Cristina Kirchner y el Gobierno que lidera Alberto Fernández. En este caso, el punto de conflicto es la política internacional y el régimen de Venezuela, un tema sensible para los dirigentes y la militancia K. Parece que la luna de miel entre el presidente y la vicepresidenta duró poco.

El apoyo de Argentina a la resolución de la ONU que condenó la violación de los derechos humanos en el país bolivariano provocó airada protestas de referentes kirchneristas como Luis D’Elía e incluso la renuncia de Alicia Castro –embajadora en Rusia-, pero además propició que el presidente de la nación hablase ayer por teléfono con Nicolás Maduro para explicarle la postura de su Administración en Naciones Unidas.

El presidente argumentó ante Maduro que no fue un voto contra Venezuela, que la mejor manera de iniciar un camino de transición democrática es apoyando las investigaciones de Michelle Bachelet, y que rechaza la invasión militar alentada por Estados Unidos para forzar un cambio de Gobierno frente a la crisis social, política y económica que causó su capitalismo de estado.

El impacto por supuesto tuvo réplica en Venezuela, donde el diputado del Partido Socialista Unido, Mario Silva, quien es uno de los referentes comunicacionales del chavismo, reaccionó a la votación de la Argentina en la ONU condenando las violaciones de los derechos humanos en Venezuela.

“Fernández ha engañado al pueblo argentino, engañó a Cristina, engañó a Néstor, engañó a todo el mundo (...). Va y se arrodilla nada más y nada menos con quienes hicieron esa resolución en contra de Venezuela, que es el ‘Cartel de Lima’, porque es un cartel, en donde están otros países, todos países arrodillados al imperialismo norteamericano”, arremetió Silva la noche del martes en su programa “La Hojilla” en el canal estatal marcando la línea discursiva bolivariana.

Dentro del kirchnerismo duro hubo grandes críticas. Mario Secco, el presidente del Frente Grande nacional y un aliado incondicional de Cristina Kirchner, expresó sin vueltas “Habría que preguntarle al ministro de Exteriores Solá por qué decidimos intervenir en las políticas internas de otros países en una decisión que se contradice con nuestra historia política y dejamos la puerta abierta para que Estados Unidos invada a Venezuela”.

El líder piquetero Luis D’Elía retuiteó desde la cárcel las señales de la ex embajadora en Venezuela y subió un mensaje en el que se preguntó: “¿Cuál de estos presidentes del Grupo Lima es el peor por las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se registran en sus países?”. Y puso como ejemplos a Sebatián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Martín Vizcarra (Perú) y Jair Bolsonaro (Brasil). Es que, precisamente, Argentina votó junto con estos países en la ONU la condena contra Venezuela.

Según pudo saber LA RAZÓN de dirigentes del Gobierno, Kirchner no emitirá opinión alguna para evitar un nuevo enfrentamiento con la estrategia de Fernández. Pero aseguran que no se recibió con agrado el mensaje de Argentina en Naciones Unidas.