Una camioneta llena de armas y explosivos para asesinar a Joe Biden

Detenido un joven de veinte años obsesionado con los tiroteos y que publicó en redes sociales “¿Debería matar a Joe Biden?”

Alexander Hillel Treisman pretendía matar al Candidato demócrata Joe Biden
Alexander Hillel Treisman pretendía matar al Candidato demócrata Joe BidenLa Razón (Custom Credit)

Los empleados de un banco en Kannapolis, Carolina del Norte, informaron sobre una camioneta blanca abandonada en un estacionamiento que les parecía sospechosa. Cuando llegaron los agentes de Policía y miraron por las ventanas se encontraron con algo inesperado: un rifle estilo AR-15, una caja para una pistola Taurus .380, un cartucho del material explosivo Tannerite y una caja de municiones calibre 5.56. El joven de veinte años Alexander Hillel Treisman, también conocido como Alexander S. Theiss, fue detenido y está en la cárcel por pornografía infantil, a la espera de juicio. Pero la razón por la que se mantiene en la cárcel es otra: un presunto complot para asesinar al candidato demócrata, Joe Biden. La detención ocurrió en mayo, aunque se ha hecho pública ahora, según medio estadounidenses.

Treisman, originario de Washington, supuestamente publicó un meme en las redes sociales el 15 de abril con el texto: “¿Debería matar a Joe Biden?” Los investigadores encontraron en su móvil búsquedas en Internet entre marzo y mayo de 2020 sobre la dirección de la casa de Joe Biden, las leyes estatales sobre armas, partes de rifles y gafas de visión nocturna. De hecho, al parecer estuvo en un restaurante cercano al domicilio del exvicepresidente de Obama.

La policía también encontró “aproximadamente 509.000 dólares" (unos 430 mil euros), que se cree que es la herencia del acusado, libros sobre supervivencia, fabricación de bombas, armas mejoradas e Islam, dibujos de esvásticas y aviones que chocan contra edificios en la camioneta. Treisman también tenía permisos de conducir de tres estados y había comprado un alijo de armas en estados de todo el país, incluidos Washington, Kansas, New Hampshire y West Virginia, dijo la policía.

Los oficiales encontraron además pornografía infantil en ocho dispositivos electrónicos, junto con fotos y publicaciones relacionadas con sus planes de asesinato. Treisman había investigado una serie de tiroteos masivos y disponía de “Una guía para disparos masivos” en uno de sus discos duros.