Agentes chavistas registran el domicilio de policías españoles en Caracas tras la fuga de Leopoldo López

El Ministerio de Asuntos Exteriores recuerda que los registros y detenciones de personal de la embajada violan la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas

Imagen de la Embajada de España en Venezuela
Imagen de la Embajada de España en Venezuela

Fuentes consultadas por LA RAZÓN aseguran que las fuerzas de seguridad del régimen venezolano han registrado domicilios de policías nacionales españoles destinados a Caracas para velar por la seguridad de la embajada. Estos registros se produjeron horas después de la salida de Leopoldo López de la residencia del embajador español en Caracas, donde se encontraba refugiado como huésped desde el 30 de abril de 2019.

La tensión en la legación diplomática española en Caracas ha crecido tras la detención de dos personas adscritas a la embajada. Se trata de un vigilante privado y una empleada que llevaba comida a diario a Leopoldo López. El vigilante, identificado como José Jerjes Neira, llevaba años trabajando en la embajada de España y fue arrestado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El Gobierno de Pedro Sánchez ha condenado "las detenciones de personal laboral de su embajada” en Caracas “así como los registros producidos en domicilios de personal adscrito a la misma, actos que suponen un incumplimiento de las obligaciones contenidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores asegura en una nota de prensa que el opositor Leopoldo López tomó la decisión “personal y voluntaria” de salir de la residencia del embajador español. El comunicado también señala que "España reitera su convencimiento de que la crisis multidimensional que atraviesa Venezuela requiere de una salida negociada, dirigida por los propios venezolanos que permita la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias con plenas garantías democráticas. España reitera su disposición a ayudar en dicho proceso”