La ruta secreta de Leopoldo López para escapar de Venezuela

El líder opositor logró burlar la vigilancia policial en torno a la embajada española para llegar hasta la isla de Aruba, donde tomó un vuelo a Miami

La operación para sacar a Leopoldo López de Venezuela se preparó durante meses en absoluto secreto. Muy pocos conocían los detalles de una escapada partiendo de la residencia del embajador español en Caracas, rodeada desde abril de 2019 por varias patrullas policiales y miembros de la policía política, el Sebin.

A la espera de que el líder opositor dé todos los detalles, las fuentes consultadas apuntan distintos itinerarios tomados por Leopoldo López desde la capital venezolana hasta su llegada este domingo a Madrid, donde se reunió con su esposa, hijos y sus padres.

Fuentes del partido Voluntad Popular, fundado por el propio López, aseveran que su líder salió de la embajada española en coche para llegar hasta Apure, un estado venezolano fronterizo con Colombia. Desde allí cruzó al país vecino para llegar a Cúcuta y tomar un vuelo que lo llevó a Aruba. En esa isla caribeña tomó otro avión para enlazar con Miami, desde donde partió hacia Madrid.

Otras fuentes citadas por medios venezolanos sugieren que desde Cúcuta, el líder opositor llegó a Barranquilla y desde esta ciudad colombiana voló hacia Miami. La tercera versión de la ruta clandestina, la más rápida y la menos complicada puesto que evita las carreteras y los controles policiales, más frecuentes en tiempos de coronavirus, es que salió directamente desde el puerto de La Guaira, a unos 30 kilómetros de Caracas, desde donde tomó una embarcación para llegar a Aruba, en un trayecto de unas dos horas.

Algunas voces dentro de Venezuela han apuntado que la salida de López se produjo tras una negociación entre el régimen venezolano y el Gobierno de Pedro Sánchez, extremo desmentido por el Ministerio de Exteriores español, que en un comunicado el domingo dijo que la decisión de dejar la embajada fue una decisión “personal y voluntaria” del opositor. El detonante de la inesperada salida del país fue el anuncio por parte del Ejecutivo de Sánchez de reemplazar al embajador en Caracas, Jesús Silva, por el embajador que está actualmente en Cuba.

En 2017, otra figura opositora, el ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma, logró escapar del arresto domiciliario en la capital venezolana. En aquel momento, fue Migración Colombia el organismo que confirmó que Ledezma llegó a territorio colombiano a través de la ciudad fronteriza de Cúcuta, desde tomó un vuelo chárter que le trasladó a Bogotá. Días después aterrizó en España.