Los tres estados que tienen la llave de la Casa Blanca: Pensilvania, Wisconsin y Michigan

Hasta el momento, Biden aventaja a Trump por 238 delegados frente a 213, según las proyecciones de los principales medios estadounidenses, con lo que todas las opciones siguen abiertas

Todos los votos electorales están en juego, pero sólo 11 Estados son considerados como campos de batalla o decisivos en estas elecciones presidenciales. La llave a la Casa Blanca la otorgan los 270 votos electorales y estos son los Estados que aseguran la victoria.

Todas las miradas están fijas ahora en los estados bisagra de Pensilvania, con 20 delegados en el Colegio Electoral; Michigan, con 16; Wisconsin, con 10; Carolina del Norte, con 15; Georgia, con 16; y Nevada, con 6; a los que se suman los 3 compromisarios en juego de Alaska y 1 de Maine.

El Colegio Electoral es un órgano integrado por 538 delegados distribuidos en función de la población de cada uno de los estados. El candidato ganador en cada uno de esos estados, aunque sea por un solo voto, se lleva todos sus compromisarios; y el aspirante que llega a 270 gana las elecciones.

Hasta el momento, Biden aventaja a Trump por 238 delegados frente a 213, según las proyecciones de los principales medios estadounidenses, con lo que todas las opciones siguen abiertas.

La victoria de Biden en Arizona, un estado que ganó Trump en 2016, le ha dado un balón de oxígeno y podría alcanzar los 270 votos en el Colegio Electoral incluso sin Pensilvania, uno de los estados bisagra en estas elecciones al que los expertos consideran como la llave a la Casa Blanca ya que otorga 20 votos. Para ello, según Bloomberg, necesitaría la victoria en Michigan y Wisconsin, así como en Nevada.

PENSILVANIA

En todos estos estados aún hay muchos votos sin contabilizar debido al número significativo de votos por correo y por anticipado. El gobernador de Pensilvania, el demócrata Tom Wolf, ha indicado que faltan un millón de votos por contabilizar. “Prometí a los pensilvanos que contaríamos todos y cada uno de los votos y esto es lo que vamos a hacer”, ha escrito en su Twitter.

“Nuestros condados están trabajando incansablemente para procesar los votos y tan rápido y precisamente como pueden”, ha defendido, ante las críticas por la lentitud del proceso. Según los medios, Trump iría actualmente en cabeza en el recuento, con en torno al 56 por ciento de los votos, pero una vez computado el voto anticipado, previsiblemente favorable a Biden, el dato podría cambiar.

El comisionado de Filadelfia, Al Schmidt, ha indicado que solo en esta ciudad, la mayor del estado, hay unos 400.000 votos por correo, cuyo recuento ya ha comenzado y ya se ha transmitido el resultado de unos 130.000.

En declaraciones a la CNN, ha subrayado que en Pensilvania el voto por correo se acepta y se contabiliza si se recibe hasta este viernes, siempre que fuera enviado antes del 3 de noviembre. “Si todo sigue así, tendremos el resultado total en los próximos dos días”, ha augurado.

WISCONSIN, MICHIGAN Y NEVADA

Por lo que se refiere Wisconsin, donde hay 10 delegados en juego, Biden parece haber tomado la delantera ahora, una vez computados todos los votos en el condado de Milwakee, donde se encuentra la principal ciudad del estado. De mantenerse el dato actual, el demócrata podría arrebatar el estado a Trump, que ganó aquí en 2016 por apenas 22.000 votos.

En Michigan, las autoridades ya han dicho que el recuento podría prolongarse hasta el viernes. Aquí, por ahora, los 16 compromisarios para el Colegio Electoral irían a parar a Trump, que se sitúa en cabeza con el 51,4 por ciento de los votos, según Fox News.

En el caso de Nevada, en estos momentos ambos candidatos están muy igualados, con una diferencia de apenas 8.000 votos a favor de Biden, que busca mantener un estado que ya ganó a Hillary Clinton en 2016. La autoridad electoral ha anunciado que no habrá actualización en el recuento hasta las 9.00 horas del jueves.

Según ha precisado, hasta ahora se han contabilizado todos los votos por anticipado en persona, así como los votos en persona de este martes y los votos por correo que llegaron hasta el lunes. Faltan por escrutar los votos por correo llegados el martes y los que puedan llegar hasta la próxima semana, así como los votos provisionales.

En un mensaje en Twitter, la autoridad electoral ha reconocido que es “díficil” estimar la cantidad de votos que quedan por escrutar, ya que “en Nevada todos los votantes recibieron papeletas para el voto por correo y obviamente no todos votarán”.

Una victoria en Georgia y Carolina del Norte también daría a Biden opciones adicionales de victoria, pero en ambos estados Trump está ahora mismo en cabeza. Ambas plazas confieren un buen puñado de representantes en el Colegio Electoral, 16 en el caso del primero y 15 en el segundo.

OPCIONES PARA TRUMP

Por lo que se refiere a Trump, sus opciones pasan por ganar al menos cuatro de estos cinco estados: Georgia, Carolina del Norte, Michigan, Pensilvania y Wisconsin, según Bloomberg. El mandatario los ganó todos en 2016 y si ahora Biden consigue arrebatarle al menos dos de ellos --descontando a Carolina del Norte-- entonces se proclamaría ganador.

Pero también hay un escenario en el que la pugna podría reducirse a un único voto electoral o incluso llegar al empate. Maine, uno de los dos estados junto con Nebraska que no otorga todos sus delegados al candidato más votado y donde aún estaría por repartir uno de los cuatro delegados --los tres restantes serían para Biden--.

Si Trump se hiciera con ese voto y perdiera Wisconsin y Carolina del Norte, según subraya Bloomberg, entonces los dos candidatos tendrían 269 votos electorales. En ese caso, la elección del presidente pasaría a la Cámara de Representantes, donde la delegación de cada estado tiene un único voto.

Las previsiones son que llegado el caso, aunque los demócratas contarán con la mayoría de escaños en la Cámara Baja tras estas elecciones, habrá una mayoría de delegaciones republicanas, lo que daría la victoria a priori a Trump.

IMPORTANCIA DEL VOTO POR CORREO Y ANTICIPADO

Como ya habían adelantado los expertos, en estas elecciones el voto por correo y anticipado marcaría el proceso de recuento, toda vez que en muchos estados no era posible iniciar ni siquiera la verificación de las papeletas hasta la misma jornada electoral. Según la estimación de US Election Project, más de 101 millones de estadounidenses votaron antes de la jornada electoral, 65,2 millones de ellos por correo.

El sondeo a pie de urna elaborado por la cadena NBC News ha corroborado la tesis de que, a priori, quienes ya habían votado antes del martes lo habían hecho por Biden, mientras que los votantes republicanos preferían hacerlo en persona el 3 de noviembre.

De entre quienes acudieron a votar el martes, el 60 por ciento lo hicieron por Trump y el 38 por Biden. Entre quienes votaron por correo, se decantaron en un 66 por ciento por el candidato demócrata y en un 33 por ciento por el republicano, mientras que los que votaron de forma anticipada en persona apostaron en un 52 por ciento por el ex vicepresidente y en un 45 por ciento por el actual mandatario.