Detenida por tercera vez una enfermera acusada de matar a ocho bebés e intentarlo con otros nueve

La alarma saltó cuando los médicos del hospital de Liverpool detectaron una alta mortalidad neonatal

La enfermera Lucy LetbyLa RazónLa Razón

Por tercera vez ha sido arrestada la enfermera británica Lucy Letby, de 30 años, en relación con la muerte de más de una docena de bebés en un hospital en Reino Unido. La policía dijo que la mujer fue detenida nuevamente bajo sospecha de asesinato en relación con la muerte de ocho bebés y el intento de asesinato de otros nueve, en la unidad neonatal del Hospital Countess of Chester, al sur de Liverpool, en el noroeste de Inglaterra.

La policía inició por primera vez una investigación sobre la muerte de varios bebés en el hospital en mayo de 2017. Los detectives inicialmente investigaron las muertes de 15 bebés entre 2015 y 2016, y la investigación luego se amplió a las muertes de 17 bebés y 16 colapsos "en el mismo período.

La enfermera fue arrestada anteriormente en 2018 y 2019. Fue puesta en libertad bajo fianza a la espera de nuevas investigaciones en ambas ocasiones y no había sido acusada. Ahora ha sido interrogada bajo custodia policial el martes. El inspector jefe detective Paul Hughes dijo que un equipo de detectives ha estado trabajando en el “caso muy complejo y muy sensible” y dijo que no podía proporcionar más detalles. “Los padres de todos los bebés se han mantenido completamente actualizados sobre este último desarrollo”, dijo en un comunicado. “Este es un momento extremadamente difícil para todas las familias y es importante recordar que, en el centro de esto, hay varias familias en duelo que buscan respuestas sobre lo que les sucedió a sus hijos”.

La primera vez que fue arrestada se produjo después de que los médicos expresaran su preocupación por un “número de muertes neonatales más alto de lo habitual” en junio de 2015. Después de no poder identificar la causa de las muertes, los jefes de los hospitales llamaron a investigadores especializados del Royal College of Paediatrics and Child Health (RCPCH) en junio de 2016, un año después de que surgieran las primeras preocupaciones.

En el momento de su arresto, un amigo la describió como una “enfermera profesional” que se dedicaba al “trabajo de sus sueños”, según The Sun.