Bélgica permite las visitas de un ‘compañero de mimos’ durante su segundo confinamiento

Bélgica restringe las reuniones sociales y solo permite reunirse en los hogares con tu ‘knuffelcontact’, que quiere decir el ‘compañero de mimos’ o ‘compañero de abrazos’

Un abrazoLa Razón

Bélgica ha tomado medidas duras para hacer frente a la curva ascendente de casos positivos de coronavirus que tiene el país. Para ello, el Gobierno ha decidido cerrar toda actividad no esencial y solo mantendrá abiertas las tiendas de alimentación y los supermercados. Además, será obligatorio el teletrabajo. El Primer Ministro belga, Alexander de Croo, aseguró que el país “tiene que reducir los contactos sociales” para evitar que los hospitales “se llenen por completo”.

En referencia a las reuniones sociales, Bélgica solo permitirá las reuniones de un máximo de cuatro personas al aire libre, manteniendo siempre la distancia de seguridad. En los hogares, no se podrán recibir visitas a excepción del ‘knuffelcontact’, un nuevo concepto que ha introducido el país dentro de las normas frente al coronavirus, que se podría traducir como ‘compañero de mimos’ o ‘compañero de abrazos’.

Lo que implica el ‘knuffelcontact’ es que cada miembro de la familia tiene derecho a tener un ‘compañero de mimos’, pero solo podrá haber un ‘knuffelcontact’ en un hogar y no podrán coincidir dos al mismo tiempo. Es decir, una familia puede recibir al ‘compañero de mimos’ de unos de los miembros del hogar y no podrá recibir más visitas en casa en ese momento. Sin embargo, hay una excepción con las personas que viven solas: ellos sí podrán tener dos compañeros de mimos pero no pueden coincidir ambos al mismo tiempo.

Esta medida ha sido tomada para paliar en cierta medida la soledad que puede provocar en las personas las decisiones tomadas para restringir las reuniones sociales. De este modo, será legal invitar a un contacto cercano a cada hogar.

Las restricciones en Bélgica comenzaron el pasado 2 de noviembre y se mantendrán hasta el domingo 13 de diciembre, aunque el 1 de diciembre se realizará una evaluación para comprobar si la situación sanitaria permite reabrir los comercios no esenciales.